Revista online de ESTEA, Escuela Superior de Técnicas y Estudios Avanzados

Beneficios de la Reflexología Podal en la obesidad

Tesina de curso de Paola Hernández Pérez. Curso de Reflexología Podal.

ÍNDICE

  • Objetivos generales …………………………………………………..…..…3
  • Historiay definición de la obesidad………………………………………… 4
  • Factores que influyen en la aparición de la obesidad…………………… 6
  • Riesgos y complicaciones de la obesidad………………………………… 7
  • Dietas estándares en obesidad……………………………………………..9
  • Dietas de bajo índice glucémico……………………………………………10
  • Autoestima y psicología……………………………………………………..15
  • Reflexología podal como ayuda…………………………………………… 20
  • Beneficios de la reflexología………………………………………………. .25
  • Contraindicaciones de la reflexología………………………………………25
  • Indicaciones de la reflexología………………………………………………26
  • Conclusiones………………………………………………………………..…30
  • Bibliografía………………………………………………………………………31

OBJETIVOS GENERALES

  • Conocer la obesidad y las características que la componen.
  • Ayudar a resolver la enfermedad con reflexología podal.
  • Aprender a utilizar la reflexología podal dependiendo el caso.

HISTORIA Y DEFINICIÓN DE LA OBESIDAD

La obesidad es una enfermedad de etiopatogenia multifactorial, y hay que apelar a variables biológicas, psicológicas y sociales para su correcta formulación. Ahora bien, del incremento en su incidencia parece que el mayor responsable es la ecuación. Nuestro cambio de hábitos, nuestro “moderno” estilo de vida, ha acabado por pasar factura a nuestras costumbres alimentarias y de actividad física. El cambio del funcionamiento familiar y la dificultad de los padres para conciliar vida familiar y vida laboral, hace que las tareas de educación, entre las que está la alimentación, se compliquen enormemente.

Se define como una enfermedad crónica caracterizada por el incremento de peso como consecuencia de un aumento de la masa grasa del organismo. Desde el punto de vista antropométrico, se puede decir que una persona es obesa, cuando su Índice de Masa Corporal (IMC) es igual o superior a 30 Kg. /m2.

En España la prevalencia de la obesidad, según el estudio dirigido por J. Aranceta, de acuerdo con una metodología común, fue del 13,4% (11,5% en varones y 15,2% en mujeres) en personas con edades comprendidas entre los 25-60 años.

En consecuencia, se constata que, más de la mitad de la población europea tiene un peso superior al que correspondería en relación a la talla. En todos los países se observa un incremento creciente de la obesidad, lo que obliga a promocionar, dentro de la población general, los hábitos de vida saludable (dieta sana e incremento de la actividad física), con objetivo de hacer prevención de una patología cada vez más extendida.

El hombre más gordo del mundo que se haya tenido constancia fue Jon Minnoch, pasó 16 meses internado y siguiendo una dieta obligatoria de 1200 calorías al día. Más de 13 enfermeros eran necesarios para cambiarle la ropa y otro tanto de personal para cambiar las sabanas de las 3 camas que habían sido sujetadas para sostenerlo. Al salir, Jon había perdido 419 kilos y pudo volver a caminar por sus propios medios tras varios años de invalidez. Desgraciadamente su problema hizo que rápidamente recuperara peso y unos años después, en 1981, ya pesaba 432 kilos. Minnoch murió en 1983 pesando 362kg. Fue el hombre más obeso del mundo, el hombre más obeso de la historia, superando por mucho a Manuel Uribe, el hombre más gordo del mundo en la actualidad.

Sin embargo, la persona más gorda de la historia fue una mujer, Carol Yager (1960-1994), que medía 1,70 metros y llego a pesar 725 kilos. Fue la mujer más gorda del mundo. Carol llego a perder 226 kilos en un hospital, gracias a una dieta de 1200 calorías, pero la mayoría de kilos perdidos fueron puro líquido. Volvió a recuperar el peso rápidamente, e incluso superar lo que anteriormente pesaba. A pesar del evidente problema de retención de líquidos y de riñón, no aceptaron ingresarla de nuevo en el hospital, por creer que su estado no era critico… murió una semana después.

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA APARICIÓN DELA OBESIDAD

Es evidente decir que el sobrepeso es el resultado de un balance positivo de energía, pero resulta muy simplista considerar que la obesidad es únicamente el resultado de una disminución en la actividad física y/o aumento en la ingestión de grandes cantidades de comida.

Diversos estudios epidemiológicos han demostrado que, son muchos los factores que influyen en la aparición de sobrepeso en la población.

  • Factores demográficos:
    • Edad: el sobrepeso aumenta a partir de los 55 años en el hombre y de las 50 en la mujer
    • Etnia: existen diferencias de peso inexplicables, entre distintos colectivos étnicos.
  • Factores socioculturales:
    • Nivel de educación: en Europa se aprecia una mayor prevalencia de obesidad, entre aquellos colectivos con nivel cultural más bajo.
    • Nivel económico/profesión: en Europa existe mayor prevalencia de obesidad entre los colectivos con ingresos más bajos.
    • Estado civil: el peso suele aumentar normalmente después del matrimonio.
  • Factores socioculturales:
    • Paridad: durante la gestación, las necesidades energéticas aumentan entre 250-300 Kcal. /día. La existencia de una serie de modificaciones hormonales, junto con los cambios en los hábitos dietéticos pueden hacer que, una vez haya finalizado la gestación, aumente de peso y en consecuencia el IMC se incremente en relación con la multiparidad.
    • Lactancia: la disminución del ejercicio físico en el postparto, junto con las razones antes dichas en el embarazo, pueden justificar el incremento de peso preciado en algunas mujeres durante la lactancia.
  • Conducta y factores ambientales:
    • Nutrición: particularmente el porcentaje de la dieta y el valor energético.
    • Tabaco: el incremento de peso observado por los exfumadores (3-10Kg.) es de origen diverso. Por una parte la nicotina tiene un efecto anorexiante, estimulando además la secreción de adrenalina que tiene efecto lipolítico. Por otro lado la ansiedad producida por la cesación tabáquica, impulsa a las personas a un aumento en la ingesta de alimentos.
    • Alcohol: un elevado o moderado consumo de alcohol, a veces e asocia con una elevación de IMC.
    • Actividad física: se puede producir un incremento de peso en aquellas personas físicamente activas, que por diversas causas (enfermedad, intervenciones quirúrgicas, accidentes,…), deben de hacer periodos de descanso o reposo. El incremento de peso es todavía más rápido en aquellos profesionales del deporte que han finalizado su vida activa.

RIESGOS Y COMPLICACIONES DE LA OBESIDAD

Muchos pacientes obesos presentan una importante proporción de problemas emocionales tales como ansiedad y depresión, sin olvidar la importante relación que existe entre obesidad y el trastorno por atracón, un trastorno alimentario atípico.

Además, la obesidad es capaz de producir todo una serie de complicaciones en órganos o sistemas, los de mayor importancia son:

  • APARATO RESPIRATORIO: En las personas con obesidad se hallan disminuidos tanto la capacidad residual funcional, como el volumen de reserva respiratoria. Este fenómeno, a que se le añade el hecho de que las personas obesas tienden a ventilar exclusivamente los campos aéreos pulmonares superiores, da lugar a una disminución en la concentración de oxígeno en la sangre (hipoxemia). Pero además en los pacientes con obesidad mórbida, la existencia de hipoxemiaunida a hipoventilación, da lugar a un aumento en la retención de CO2, instaurándose lo que se conoce con el nombre de Síndrome de Pickwick (la respiración deficiente lleva a bajos niveles de oxígeno y niveles más altos de dióxido de carbono en la sangre). También puede aparecer la apnea de sueño, estas personas tienden a tener depósitos de grasa adyacentes a la faringe, paladar blando y úvula, lo que produce un estrechamiento de la vía nasofaríngea. Durante el sueño, con el decúbito, el paciente presenta una obstrucción de la vía aérea superior, lo que da lugar a que se despierte de forma brusca.
  • ALTERACIONES CARDIOVASCULARES: Los factores de riesgo que usualmente acompañan a la obesidad (diabetes, hiperlipemia,…), y que conforman el denominado síndrome metabólico, son los responsables de que se produzca una mayor incidencia de cardiopatía isquémica, así como un aumento en la incidencia de hipertensión arterial que se detecta al menos en el 16% de las personas obesas.
  • APARATO LOCOMOTOR: La osteoartritis y la artrosis, preferentemente de cadera, rodilla y tobillos, se produce con mayor frecuencia en el obeso.
  • APARATO DIGESTIVO: Existe una relación evidente entre la obesidad y el reflujo gastroesofágico. La esteatosis hepática no alcohólica, en la que la grasa se acumula en el citoplasma de los hepatocitos formando vesículas, es una afección que se asocia a pacientes obesos. Dado que existe alguna relación entre la producción de colesterol y la grasa corporal (por cada kilo de grasa corporal en el obeso, se puede llegar a sintetizar hasta 20 miligramos de colesterol), aquellas personas con obesidad importante, tienen hasta más de seis veces la posibilidad de desarrollar una litiasis biliar, como consecuencia de una bilis sobresaturada, debido a la mayor excreción de colesterol.
  • ALTERACIONES ENDOCRINAS: La mayoría de ellas son simples asociaciones y no factores causales. Por ejemplo, si la producción de insulina esta afectada, como consecuencia el paciente tendrá unos niveles de azúcarelevados, insulinresistencia en tejidos periféricos, pulsatilidad alterada de la célula beta del páncreas.
  • ALTERACIONES GINECO-OBSTÉTRICAS: En la obesidad es frecuente la aparición de menstruaciones irregulares y ciclos anovulatorios, con lo que se puede producir una disminución de la fertilidad.
  • CARCINOGÉNESIS: Las personas obesas pueden ser propensos a tener determinados tipos detumores. Este es el caso de las mujeres con obesidad, quienes tienen cuatro veces más posibilidades de padecer un carcinoma de endometrio, o aquellas otras personas con obesidad y menopausia, cuya incidencia de carcinoma de mama alcanza casi a duplicar a las de peso normal, debido a que el exceso de estrógenos sintetizado en el tejido adiposo, actuando sobre los receptores estrogénicos de la mama, propician el desarrollo tumoral.
  • ALTERACIONES PSICOLÓGICAS: En la persona obesa existe un menoscabo evidente de la calidad de vida, no sólo desde el punto de vista de su desplazamiento sino también desde el punto de vista personal y anímico (descenso de la autoestima, ansiedad, depresión y rechazo tanto social como escolar o laboral).

DIETAS ESTÁNDARES EN OBESIDAD

- DIETAS BAJAS EN CALORÍAS O HIPOCALÓRICA

La mayoría de las dietas para eliminar peso se basan en una disminución de las calorías. Así, por ejemplo, una dieta de este estilo puede ser elaborada con variedad de alimentos que contenga al día un balance de 1200 Kcal., también las hay de 1000 Kcal., 800 Kcal. Estas dietas funcionan en pocas ocasiones, ya sea porque el paciente obeso tenga muy disminuido su metabolismo basal o por cualquier otra razón.

- DIETAS HIPERPROTEÍCAS

También se han puesto muy de moda las dietas ricas en proteínas o hiperproteicas, estas dietas son nefastas para la salud. Prometen resultados rápidos sólo si se come carne, tocino, huevos y otros alimentos hiperproteicos, y suprimen o limitan al máximo los alimentos ricos en hidratos de carbono, tales como los cereales y derivados (arroz, pasta, pan), las patatas, las legumbres, las verduras y hortalizas y las frutas. A veces también se elimina de la dieta las verduras, es decir, que la dieta puede constar de una o tres semanas sólo de alimentos proteicos. Un aporte excesivo de proteínas e insuficiente de hidratos de carbono favorece la descalcificación ósea y puede ocasionar daños renales. Pero también pueden causar fatiga y mareo por falta de hidratos de carbono, ya que la glucosa, un sustrato deficiente en estas dietas, es la fuente de energía preferida por el organismo. Además, conducen a una gran pérdida de líquido y electrolitos lo que favorece la deshidratación, y se elevan los niveles de colesterol y triglicéridos, factores de riesgo cardiovascular.

Con el tiempo, la falta de hidratos de carbono produce un exceso de acetona y otros cuerpos cetónicos en el organismo (cetosis), ya que el organismo se adapta a la situación y utiliza las grasas como sustrato energético, con el fin de preservar la degradación de proteína muscular y visceral. La cetosis conduce a la pérdida del apetito y náuseas, otra manera en que los seguidores de las dietas hiperproteicas logran perder peso con rapidez. Es característico un aliento y una orina con olor pronunciado debido a que se eliminan por estas vías pequeñas cantidades de acetona. El exceso de producción de cuerpos cetónicos produciría un aumento de la acidez orgánica, por lo que el riñón rápidamente comienza a producir iones amonio para neutralizarla. Si no se diese esta reacción, se podría originar una cetoacidosis grave, acompañada de grandes pérdidas de sodio y potasio, con consecuencias cardiacas serias e incluso mortales.

DIETAS MILAGRO (DIETA DE LA PIÑA):

Otras dietas que tienen éxito en adelgazamiento, son las dietas milagro. Estas dietas prometen una pérdida de peso rápida, pero lo que no sabe el paciente cómo mantener ese peso perdido.

Dieta de la piña: Se basa en la incorporación de la piña en casi todas las comidas “por sus vitaminas y poder desintoxicante” y por otro lado, indica tomar cantidades reducidas de otros alimentos para bajar peso. La piña debe ser natural, no de lata ni en almíbar. La cena ha de tomarse antes de las 8 de la tarde. Incluye 150 gramos de pasta en una comida pero no especifica si este peso corresponde a la pasta cruda o ya cocinada.

Pérdida de peso: De 2 a 3 kilos en una semana.

Duración de la dieta: 1 semana.

Cantidades de alimentos: Sólo indica cantidades de algunos alimentos.

Pan y aceite: No incluye el pan en todas las comidas y no pone la cantidad de aceite permitido.

Número de tomas: 5 tomas diarias.

En esta dieta se fomenta el consumo de un alimento concreto, la piña, que da nombre a la dieta y le atribuye propiedades individualmente beneficiosas. Además de aburrida y poco atractiva, resulta desequilibrada y carece de base científica. Un uso continuado de esta dieta puede producir trastornos digestivos, pues hay una carestía de nutrientes que impide al cuerpo regularse y funcionar correctamente, y conlleva perjuicios psíquicos, ya que rompe el ritmo alimentario normal de forma radical. Al ser una dieta rica en hidratos de carbono limita en gran medida alimentos ricos en proteínas (lácteos, carnes, pescados, huevos y sus derivados) y/o grasas (aceites, mantequilla, margarina, etc.). Siguiendo esta dieta hay riesgo de carencia de ácidos grasos esenciales, vitaminas liposolubles y proteínas. El aporte excesivo de fibra disminuye la disponibilidad de absorción de sales minerales, y al mismo tiempo, puede provocar trastornos intestinales como diarreas, cólicos abdominales y flatulencia.

Todas estas dietas dichas son las que más se utilizan en adelgazamiento. Hay muchas más como dieta relámpago, dieta de la manzana, dieta por puntos, dieta del yogur, dieta del té rojo,… Pero no me quiero entretener en ellas.

DIETAS DE BAJO ÍNDICE GLUCÉMICO

Para una persona con obesidad, lo más efectivo para perder peso tal vez no sea renunciar a todos los carbohidratos, proteínas o grasas, como propugnan muchas dietas, sino analizar el modo en que los alimentos se transforman en energía para desechar aquellos que menos ayudan a adelgazar.

La importancia del índice glucémico: Las legumbres, algunas hortalizas y alimentos como la pasta italiana poseen un índice glucémico bajo, es decir, tardan más tiempo en convertirse en azúcar en el organismo. Por el contrario, el contenido en glucosa de productos como el pan blanco o las patatas llega rápidamente al torrente sanguíneo después de ser ingeridos, por lo que su índice glucémico es alto. Estos últimos son los que una persona con obesidad debería evitar.

Se ha descrito que con las dietas de bajo índice glucémico (IG) se mejora el control metabólico de los diabéticos y el perfil metabólico de los hiperlipidémicos.

EL HAMBRE, LA SED Y LA SACIEDAD

Cuando el organismo detecta que su medio interno está en situación deficitaria, o carece de algunas de las sustancias nutricias que precisa para desarrollar su actividad, los centros de la regulación de la sensación de hambre, localizados en el cerebro, determinan que el individuo perciba una sensación de carácter desagradable, la cual, si es suficientemente persistente a lo largo del tiempo, o aumenta en intensidad por la falta de algunos nutrientes básicos, como el azúcar (glucosa), adquiere tal magnitud que se convierte en desesperante.

Cuando las carencias son de agua, o de alguno de los electrolitos (sales minerales), que también puede variar en intensidad, la sensación que el individuo percibe es la sed.

Son precisamente estas dos sensaciones las que van a motivar el inicio, mantenimiento, o cese de la ingesta de alimentos o de aguo o de líquidos. Cuando se anulan las anteriores sensaciones, el individuo percibe la sensación de saciedad, que no es más que la plenitud alimentaria, tras la cual, si no hay patologías añadidas, el individuo deja de comer y de beber.

El concepto de apetito, se refiere, sobre todo, al deseo de comer, que se provoca por la influencia de diversos estados emocionales, diversos condicionamientos socio-culturales en relación con la comida o con factores de ritmo circadiano de unas 8 horas. La inhibición del apetito, puede logarse con facilidad por la acción de ciertos estímulos que distraigan la atención del individuo hacia otros objetivos. También puede ocurrir que ésta persista, una vez que haya desaparecido la sensación de hambre.

LAS CALORÍAS DE LOS ALIMENTOS

Los conceptos de que las dietas con pocas calorías adelgazan o las dietas exentas de grasas, son obsoletos. Prueba de ello lo tenemos en “la paradoja francesa”, resultado de un estudio realizado en 1991 que explica como los franceses tienen la tasa de mortalidad más baja por enfermedades cardiovasculares después de los japoneses, aún consumiendo un 30% más grasas que los estadounidenses. La explicación es sencilla: los franceses no comen precipitadamente, hacen tres comidas al día y dos “tentempiés”, toman muchas frutas y legumbres, utilizan grasas buenas, Omega 3 y 6 y beben vino tinto de manera moderada, que es rico en antioxidantes.

Con los intentos estadounidenses ha ocurrido lo contrario: En los años 80 y 90 se propusieron dietas con pocas calorías y pocas grasas, y sin embargo la obesidad aumentó un 33%.

No es cierto que la mayoría de los obesos lo sean porque comen en exceso, esto sólo ocurre en el 15% de los casos, lo que demuestra que la obesidad o el sobrepeso no se deben al resultado de restar las calorías consumidas, las calorías gastadas. El error se debe a que no sólo cuentan las calorías, sino el resto de los componentes de los alimentos que consumimos en una comida, así, si los nutrientes son ricos en fibra, sobre todo soluble que no se absorbe y “arrastra” en el intestino a otros nutrientes impidiendo su absorción.

Lo mismo ocurre con las grasas insaturadas, entre ellas los Omega 3 y 6, que aún siendo grasas, nos ayudan a bajar el colesterol total, nos aumentan el colesterol bueno y nos ayudan a “quemar” otras grasas.

Cuando al organismo se le aportan pocas calorías con el fin de perder peso, éste reacciona disminuyendo su metabolismo basal, gasta menos para adaptarse a la nueva situación y tiende a acumular grasas para asegurarse su almacenamiento de energía que la dieta no le aporta.

Por todo ello la dieta hipocalórica resulta ineficaz.

¿QUÉ ES LA GLUCEMIA Y EL ÍNDICE GLUCÉMICO?

Todos los hidratos de carbono que ingerimos se convierten en Glucosa: la fructosa de la fruta, los almidones del arroz, de las patatas, de las pastas…

La elevación del azúcar en sangre que provoca la toma de un hidrato de carbono, se conoce con el nombre de “índice glucémico”.

La glucosa es como la gasolina de las células, y es sobre todo, uno de los alimentos imprescindibles para el cerebro. Si el azúcar disminuye en sangre, el cerebro no funciona correctamente, disminuyen sus niveles de atención y concentración, aparece somnolencia y hambre,…Cuando ingerimos hidratos de carbono, una vez que se absorben, elevan la glucosa en la sangre y para contrarrestar esta hiperglucemia, el páncreas segrega la hormona insulina, que retira el exceso de azúcar y lo almacena en hígado en forma de glucógeno (el hígado es capaz de almacenar 100 g de glucógeno) y en el músculo (almacena 400 g.), el cual consume grandes cantidades de glucosa cuando se utiliza. El exceso de azúcar (glucosa) almacenado en hígado y en músculo, se hace en forma de glucógeno, que es la reserva energética, “el depósito de la gasolina”. Cuando estos almacenes de azúcar (glucógeno) están llenos, si todavía hay azúcar sobrante, éste se convierte en grasa.

Imaginemos que trascurren 18 horas sin consumir alimentos. El cerebro, los músculos y las células del cuerpo en general están consumiendo constantemente azúcar, pero la cantidad de glucosa en sangre tiene un límite, y cuando éste desciende, hay que echar mano de las reservas antes dichas.En este caso, el páncreas segrega la hormona glucagón, cuya función es llevar a la sangre el azúcar que la insulina había almacenado anteriormente y convertir el glucógeno en glucosa, para elevar la cifra de ésta en sangre y que las células de su cuerpo vuelvan a disponer de su combustible. Esta situación termina agotando al páncreas, que tiene que fabricar grandes cantidades de insulina cuando el azúcar está alto en sangre, y también fabricar glucagón, la hormona de acción contraria a la insulina, cuando el azúcar desciende en sangre tiene que convertir el glucógeno en azúcar para normalizar sus cifras en sangre. Además unos niveles altos de insulina impiden que el organismo utilice la grasa de reserva.

En definitiva, ante estos malos hábitos alimenticios, el páncreas está trabajando continuamente, segregando grandes cantidades de insulina y llega un momento en que no puede soportar más este exceso de trabajo y se viene abajo, disminuye la producción de hormonas y el azúcar se eleva de manera permanente en sangre.

¿CÓMO SABEMOS LA SENSIBILIDAD QUE TENEMOS

A LA INSULINA CUANDO INGERIMOS HIDRATOS DE CARBONO?

Se toma un plato de pasta y observamos el comportamiento mental en las horas siguientes. Si en dos horas se presenta somnolencia o nos dormimos, somos insulina-sensibles, es decir, ante la toma del plato de pasta, la glucosa ha ascendido rápidamente en sangre y el páncreas ha segregado una gran cantidad de insulina para contrarrestarla, lo que ha ocasionado una posterior bajada de la glucosa en sangre, que es lo que provoca la somnolencia.

Si nos hacemos una analítica de sangre, nos podemos orientar a pensar que somos insulinosensibles cuando:

  • La relación entre los triglicéridos y el colesterol HDL (bueno) es mayor de 2
  • La insulina en ayunas es mayor de 15 unidades por ml.
  • La hemoglobina glicosalada es mayor de 9%

Hasta el grupo sanguíneo que tenemos puede influir en la insulinosensibilidad. Es decir, en cómo reacciona nuestro metabolismo cuando tomamos hidratos de carbono.

El grupo sanguíneo más antiguo es el grupo 0, y este grupo todavía no se ha adaptado totalmente a unos nutrientes que en su historia evolutiva representaban un escaso aporte, por lo que los individuos de este grupo, tienden a tolerar peor los hidratos de carbono, es decir, son muy insulinosensibles. Sobre todo a los derivados de las harinas de trigo que poseen unas sustancias, las lectinas, ante las cuales tienen una cierta intolerancia.

Los grupos sanguíneos AB y B, son las variaciones genéticas más recientes y por lo tanto mejor adaptadas a estos nutrientes con una reacción insulínica menor al consumo de hidratos de carbono, aunque si los toman en exceso, no están fuera de peligro.

Los individuos del grupo sanguíneo A, son los genéticamente más afortunados entre estos nutrientes y los toleran mucho mejor que el resto de los grupos, reaccionando ante ellos con una menor secreción de insulina. En definitiva, son menos insulinosensibles.

VENTAJAS DE LA DIETA DE ÍNDICE GLUCÉMICO BAJO

Estas dietas añaden la ventaja de que son fáciles de seguir y es más probable conseguir resultados en cuanto a saciedad que con otros regímenes. Además es menos necesario restringir la ingesta de comida ya que lo que se consume predominantemente son carbohidratos de bajo índice glucémico.

El consumo de azúcar refinada induce una respuesta rápida y elevada de insulina lo que estimula el almacenamiento de glucógeno en el hígado y músculos.

El consumo de azúcar refinada también aumenta los depósitos de grasas, principalmente en el abdomen y tejido subcutáneo, lo que aumenta el riesgo de obesidad.

La hiperinsulinemia aumenta la lipogénesis hepática, especialmente basada en los triglicéridos, y se reduce al minimizar las elevaciones de glucosa e insulina posprandial. Los hidratos de carbono complejos que tienen menor respuesta glucémica previenen o disminuyen la obesidad por su efecto benéfico sobre los niveles de triglicéridos y colesterol. Diversos estudios han demostrado el efecto positivo de las dietas con bajo índice glucémico (IG) sobre los lípidos en hiperlipidémicos y diabéticos.

Estamos acostumbrados a ingerir grandes cantidades de hidratos de carbono y mayoritariamente son de índice glucémico alto. Esto se repite de manera constante, sobre todo en niños y jóvenes, con el abuso de hidratos de carbono en forma de patatas, pastas, bollería, pizzas, pan, dulces,…que en la mayoría de las veces van acompañados en sus ingredientes o en el proceso de elaboración de grasas saturadas, que aportan un buen sabor y “engañan” más al paladar de los niños y adolescentes. A todo esto hay que añadir la nula actividad física en mayores y en niños o jóvenes, en los que sus juegos actuales son la televisión, el ordenador o las videoconsolas.

Todo hidrato de carbono ingerido que no se quema con actividad física, termina convirtiéndose en ácidos grasos y triglicéridos, en grasas de reserva. De todas formas los hidratos de carbono, son imprescindibles, pero si no hacemos actividad física o tenemos sobrepeso, debemos consumir hidratos de carbono de bajo índice glucémico, si es posible que sea menor de 50.

AUTOESTIMA Y PSICOLOGÍA

OBESIDAD INFANTIL

La obesidad infantil provoca muchos problemas no sólo en el propio desarrollo físico, sino también problemas psicológicos, incidiendo negativamente en la adaptación social.

No en vano, tal y como han comprobado docenas de estudios a lo largo de los años, los niños obesos poseen y tienen una imagen de sí mismos realmente pobres, expresando sensaciones de inferioridad, rechazo, baja autoestima y ansiedad.

En cierto sentido los niños con obesidad infantil suelen presentar ciertas trabas y dificultades para hacer nuevos amigos, ya que la discriminación de la que se sienten objeto provoca en ellos unas actitudes antisociales, que les termina conduciendo a la depresión, el aislamiento y la inactividad, cuando precisamente necesitan todo lo contrario para tratar de solucionar este problema de salud.

A modo de resumen, los efectos psicológicos y emocionales que más frecuentemente sufren los niños con obesidad son:

- Baja autoestima
- Depresión
- Ansiedad
- Inestabilidad emocional
- Dificultad para relacionarse con otras personas y niños
- Trastornos de la alimentación
- Actitudes antisociales
- Percepción distorsionada de si mismo
- Se considera incluso que un posible efecto psicológico pueden ser las ideas suicidas.

En el siguiente gráfico puede observarse una tabla numérica con los valores de IMC para obesidad y sobrepeso:

España se encuentra en los puestos de cabeza en lo que concierne a obesidad infantil y adolescente, cuyas cifras se han multiplicado en los últimos diez años (Plan Integral de Obesidad Infantil en Andalucía 2007-2012), tal y como recoge el estudio enKid estableciendo la población obesa de entre 2 y 24 años en un 13,9% y en un 26,3% con sobrepeso, de la misma manera, este incremento paulatino de los valores medios de IMC para esta población, también ha quedado reflejado en otros estudios (gráfico 2):

En cuanto a nuestra Comunidad Autonómica, la Encuesta Andaluza de Salud de 2003 sitúa a esta en el cuarto puesto con el mayor número de población infantil obesa, por detrás únicamente de Canarias, Cantabria y Murcia.

Problemas físicos

A continuación se exponen algunos de los problemas de carácter fisiológico asociados directamente con la obesidad infantil (gráfico 6):


Problemas psíquicos

Posiblemente, los trastornos más frecuentes derivados de la obesidad infantil son los de índole psicológica, como disminución de la autoestima, estigmatización y fracaso escolar, a menudo tienen una pobre imagen de sí mismos y expresan sensaciones de inferioridad y rechazo, además de diversas alteraciones del comportamiento como depresiones y ansiedad.

Es difícil determinar si estos trastornos preceden a la obesidad o son consecuencia de la misma (Plan Integral de Obesidad Infantil en Andalucía 2007-2012)

Por otro lado, la sociedad en general y los medios de comunicación en particular, colaboran en el desarrollo de tales trastornos, presentado frecuentemente a las personas obesas con características peyorativas. Sin embargo, el entorno donde tales trastornos pueden desarrollarse con mayor facilidad suele ser la propia escuela, los alumnos/as durante el periodo escolar más temprano (6-9 años), son ya, portadores de claros valores y opiniones sociales generales acerca de la obesidad y los valores estéticos, llegando a ridiculizar y desaprobar a aquellos que se alejan de la imagen considerada como socialmente deseable.

Finalmente, hay que tener muy presente que la obesidad y el sobrepeso infantil pueden ser condiciones esenciales para el desarrollo de trastornos alimenticios, como la anorexia y la bulimia, debido a la discriminación sufrida por el aspecto exterior, fenómeno que generalmente suele aparecer en el género femenino.

Obesidad escolar

Como hemos visto, la escuela es, tras la familia, el principal agente socializador de los niños/as, ya que el alumno/a recibe influencias intelectuales y vivenciales, convirtiéndose así en un campo idóneo desde el cual trabajar con los discentes y concienciarles sobre los hábitos de salud y alimentación más saludables.

Por otro lado, el comedor se convierte en un escenario propicio para completar tales conocimientos teóricos, sin embargo, en ocasiones ocurre precisamente lo contrario, es decir, los menús infantiles son elaborados preferentemente siguiendo los gustos del alumnado.

Con respecto a la actividad física, bien es cierto que el área de Educación Física asegura un mínimo de actividad, sin embargo, se detectan carencias en este ámbito, como por ejemplo la oferta limitada de disciplinas deportivas, escasez de actividades extraescolares, así como de recursos tanto materiales como personales, todo ello dificulta la participación de algunos sectores, principalmente en el caso de las niñas y de quienes presentan sobrepeso.
Déficit de Autoestima

1. Definición de autoestima

Palabra formada por el prefijo “auto”, que significa “propio” o “por uno mismo” y por el sustantivo “estima”, entendido como la consideración o aprecio que se hace de una persona o cosa por su calidad y circunstancias.

La autoestima se define como la valoración o enjuiciamiento que hacemos de nuestro autoconcepto. El autoconcepto es el conjunto de conocimientos constituidos por características y atributos que le permiten al individuo definirse como persona con características propias (aspecto físico, identidad sexual, identidad de pensamientos y sentimientos, etc.)

Esta se aprende, cambia y la podemos mejorar. Es a partir de los 5-6 años cuando empezamos a formarnos un concepto de cómo nos ven nuestros mayores (padres, maestros), compañeros, amigos, etc. y las experiencias que vamos adquiriendo.

Según como se encuentre nuestra autoestima, ésta es responsable de muchos fracasos y éxitos, ya que una autoestima adecuada, vinculada a un concepto positivo de mí mismo, potenciará la capacidad de las personas para desarrollar sus habilidades y aumentará el nivel de seguridad personal, mientras que una autoestima baja enfocará a la persona hacia la derrota y el fracaso.

La autoestima es importante porque es nuestra manera de percibirnos y valorarnos como así también moldea nuestras vidas. Una persona que no tiene confianza en sí misma, ni en sus propias posibilidades, puede que sea por experiencias que así se lo han hecho sentir o por mensajes que son trasmitidos por personas importantes en la vida de ésta, que la alientan o la denigran.

El término suele confundirse con el término coloquial ego, que hace referencia en realidad a la actitud ostensible que demuestra un individuo acerca de sí mismo ante los demás, y no la verdadera actitud u opinión emocional que éste tiene de sí.

Por otro lado, otro término que suele aparecer al hablar de autoestima es el de narcisismo, es el amor excesivo hacia uno mismo o de algo hecho por uno mismo, por eso se dice que una persona es narcisista, cuando está enamorado de sí mismo, es decir de lo que piensa, de lo que hace, de cómo es, etc., pero no del propio ser, sino de la imagen del yo.

2. Características del déficit de autoestima

A continuación se muestran diferentes características que son propias de poseer una buena o mala autoestima (gráfico 7):

LA REFLEXOLOGÍA PODAL COMO AYUDA

MASAJE COMO RELAJACIÓN

El masaje tiene efecto sobre el sistema neurovegetativo, con el podemos activar o relajar, dependiendo de las repeticiones y la fuerza o presión aplicada. En este caso, la obesidad, como ya he comentado, se puede potenciar por el nerviosismo, la ansiedad, el estrés,…Por lo que con el masaje puede relajarse, pasando un momento agradable.

El sistema nervioso está compuesto por el cerebro, la médula espinal, los ganglios y los nervios. Es el gran gobernante del cuerpo. Por su función, y bajo su influencia, se lleva a cabo toda la actividad del organismo, tanto mental como físico, y hace que cada órgano y tejido trabaje armoniosamente en beneficio de todo el cuerpo.

El cerebro es el principal órgano del sistema nervioso.

En la reflexología podal trabajaremos los dedos de los pies, por lo que es donde se representa la cabeza. Empezaremos masajeándolo y luego aplicando la digitopuntura.

De esta manera, con varias sesiones podremos lograr disminuir la ansiedad y el estrés.

SISTEMA NERVIOSO

MASAJE COMO TERAPIA

La digitopuntura resulta una buena manera de terapia combinada con la dieta y el ejercicio, ya que tratamos puntos conflictivos, que podemos relajar. El terapeuta cuando realiza la reflexología está en armonía con el paciente, por lo que éste recibe buenas vibraciones de alegría y relax.

De esta manera tratando e insistiendo en los puntos reflejos de la cabeza, la columna y la zona abdominal puede resultar muy positivo para el paciente.

Ejemplo de posible masaje en los pies:

1. Empezamos con unos suaves roces, relajando el pié.

2. Amasamiento en las plantas del pié.

3. Realizamos fricciones en todo el pié.

4. Masajeamos todo el pié para relajar de nuevo.

5. Empezamos con la digitopuntura en los dedos, insistiendo en el dedo gordo, llamado también el dedo del pensamiento. El dedo gordo estimula el intelecto y la intuición, aclara los pensamientos y convicciones personales con las ideas únicas e innovadoras.

6. Seguimos realizando digitopuntura en el dedo II, también llamado dedo de los sentimientos. Este dedo potencia la percepción de la autoestima y autovaloración.

7. Luego en el dedo III, llamado dedo de la conducta. Favorece e inspira la puesta en prácticas de ideas innovadoras para la creación continua de nociones constructivas y valiosas.

8. Después el dedo IV, también llamado dedo de la comunicación. Permite que los conceptos nuevos den vida a formas personales de comunicación.

9. Y por último, el dedo V, llamado dedo de la seguridad y la familia. Expande y libera la mente para que los sistemasde creencias y las trabas sociales no la inhiban, dejando que se abran camino ideas más extraordinarias.

10. Usamos la digitopuntura el las zonas reflejas del cerebro e hipófisis.

11. Realizamos digitopuntura el las zonas reflejas cervicales y de columna.

12. También en los puntos reflejos de tiroides.

13. Puntos reflejos del sistema linfático.

14. Puntos reflejos del cuello.

15. Puntos reflejos de los hombros.

16. Punto reflejo del timo.

17. Punto reflejo del corazón.

18. Punto reflejo del esófago.

19. Masaje en la bóveda plantar. Insistiendo en los puntos reflejos del estómago, los intestinos delgado y grueso y los riñones. Masajearemos toda la zona de proyección abdominal.

20. Masaje en el talón.

21. Estiramientos del pié.

22. Terminando con unas fricciones en todo el pié.

23. Y roces suaves.

ÓRGANOS

MASAJE PARA LA ELIMINACIÓN DE LÍQUIDOS

El masaje reflexológico podal resulta positivo para la eliminación de líquidos. Ya que también podemos insistir en los puntos reflejos del sistema linfático y en los órganos linfáticos tales como las amígdalas, el timo, médula roja de los huesos y los folículos linfoides.

El sistema linfático es el encargado de limpiar, recoger o eliminar los residuos metabólicos que no son recogidos por el sistema sanguíneo. Existe un 10% de residuo metabólico que recoge el sistema linfático. Por lo que si insistimos en los puntos reflejos de este sistema ayudaremos a movilizar más líquidos para ser eliminados.

SISTEMA LINFÁTICO

BENEFICIOS DE LA REFLEXOLOGÍA PODAL

- Se reemplaza la necesidad de escapar a las presiones aumentando el conocimiento interior. Se alivian las adicciones.

- Se sustituye el miedo irracional con una fe profunda en el apoyo ilimitado del universo, disminuyendo la ansiedad.

- Se instila entusiasmo y se restablece un propósito en la vida, disminuyendo la apatía.

- Arroja luz sobre el sentido de la vida y deja de haber miedo a estar en oscuridad, disminuyendo la depresión.

-Se calma la mente para que el cuerpo y el alma puedan descansar con facilidad, disminuyendo el insomnio.

- Se restablece la fe y la confianza en las capacidades personales, disminuyendo el nerviosismo.

CONTRAINDICACIONES DE LA REFLEXOLOGÍA PODAL

No existe ningún medio de curación que esté indicado para todas las problemas físicos del ser humano, incluso a veces cualquier método de usemos como tratamiento puede ser, en según que casos, contraindicado o incluso prohibido.

Esta regla también cuenta para la Reflexología Podal, para la cual sin embargo debe observarse que, siendo realizada por un profesional de las Terapias Naturales bien formado, en pocos casos habrá contraindicaciones.

La Reflexología Podal está contraindicada o prohibida en los siguientes casos:

- En todas las enfermedades agudas o crónicas, de las cuales el terapeuta no sea capaz de tener un conocimiento veraz del diagnóstico.

- En todas las patologías crónicas, que estén bajo el control del profesional de la medicina alopática.

- Cuando se está realizando la digestión, es conveniente esperar como mínimo 4 horas, si no pudiese ser, (no debemos actuar en las zonas reflejo del Aparato Digestivo).

- En el periodo de la menstruación en la mujer, debemos de tener la precaución de no actuar sobre las zonas reflejo del Aparato Genital.

- Durante el embarazo, (sobre todo en el caso de peligro de abortos involuntarios o prematuros) y en embarazadas que en el pasado ya hayan sufrido un aborto involuntario o parto prematuro.

- En todas las enfermedades que cursan con un estado febril elevado, dolores fuertes, espasmos, hemorragias: en estos casos, solamente deberá ser utilizada para los primeros auxilios (sobre todo para aliviar los dolores).

- En pacientes con cáncer, sobre todo cuando existe el peligro de que tumores adjuntos con metástasis puedan ser transmitidos a otras partes del organismo.

- En la época de la pubertad, se deberá tener cuidado de no actuar sobre las glándulas sexuales, no es conveniente crear una excitación que pueda llevar a un desequilibrio.

- En casos de diabetes, si se inyecta insulina, se ha de llevar control de análisis de glucosa, (siempre bajo control médico).

- En casos de personas débiles, edad avanzada y pacientes que acaban de superar una enfermedad o intervención quirúrgica grave.

- En caso de hongos, heridas, llagas, o cualquier tipo de erupción deberemos de tener la precaución de no efectuar masaje hasta su curación.

- En caso de callosidades, no presionaremos hasta que se hayan eliminado; la presión sobre estas zonas, son muy dolorosas, por estar las zonas reflejo insensibilizadas.

- En casos de infecciones por hongos (pie de atleta), a veces acompañadas de fuertes picores que comienzan mayoritariamente entre los dedos del pie que pueden extenderse a las uñas de los dedos y a otras de sus áreas. Son perjudiciales, el uso de calcetines y zapatos que fomentan la secreción de sudor, y las visitas regulares a piscinas y saunas populares.

- En enfermedades infecciosas con fiebre, hay qué diferenciar la temperatura corporal en patologías leves (por ejemplo la gripe) y en patologías mas graves con fiebre elevada. En el primero de los casos, puede tratarse mediante la Reflexología Podal, sin embargo, en patologías graves la Reflexología Podal no estará indicada.

- En inflamación de venas, ganglios y vasos linfáticos, no se debería emplear la Reflexología Podal.

INDICACIONES DE LA REFLEXOLOGÍA PODAL

Las zonas reflejo podales representan un esquema reducido del cuerpo completo, de sus órganos y vísceras. Prácticamente todos los órganos y vísceras están en relación con zonas de reflejo dérmicas, esto hace que en una zona reducida del organismo podamos lograr un tratamiento completo sobre todo el organismo.

Como complemento al efecto general de la Reflexología Podal, se produce una estimulación de las defensas del organismo y se favorece la eliminación de residuos y sustancias tóxicas. Con la práctica de la Reflexología Podal, disponemos de un medio de curación natural con campos de aplicación múltiples e indicaciones curativas.

La Reflexología Podal puede tratar por si misma o como apoyo de otros métodos de terapia, bastantes de los trastornos de la salud. Este espectro de aplicación sorprendentemente amplia se explica por el hecho de que la terapia no es efectiva sólo localmente contra determinados trastornos funcionales corporales, físico o psíquicos, sino que actúa de forma general sobre todo el organismo y muchas veces incluso influye sobre el cuerpo mental.

Normalmente se produce una estimulación natural de las defensas del organismo, que potencian los mecanismos de autocuración (cuerpo físico y cuerpo mental) con la normalización de todas las funciones corporales trastornadas y su armonización. Con este efecto la Reflexología Podal cumple con dos exigencias fundamentales de cualquier terapia naturista:

- Actúa de forma general sobre: cuerpo, mente y estado de ánimo, una condición indispensable, ya que las enfermedades no deben entenderse aisladamente como trastornos locales, pues el hombre siempre está enfermo como un todo, y por ello también debe ser tratado como un todo.

- Para la recuperación de la salud, a Reflexología Podal se sirve del “médico interno”, es decir de las fuerzas de “autocuración” natural del organismo. A través de la estimulación de estos procesos de regulación naturales, las causas de las enfermedades (no sólo los síntomas) son eliminados y esto es la condición fundamental para cualquier curación completa.

SISTEMA ÓSEO

La reflexología es especialmente eficaz durante:

El embarazo:

- La futura madre disfruta de la afluencia de energía y paz interior.

- El útero relajado se expande con más facilidad para acomodar el feto.

- El ambiente tranquilo asegura el crecimiento y desarrollo saludable de la nueva vida.

- El movimiento del feto en el útero no resulta entorpecido.

- La nutrición de la madre y el bebé queda garantizada por el aumento de la circulación.

- Abunda la energía vital por todo el cuerpo.

- Existe un lazo más fuerte de confianza y amor incondicional entre madre e hijo.

La infancia:

- Los bebés y niños sintonizan de forma tan perfecta con las ideas y sentimientos de los padres que ello se manifiesta subconscientemente en su estado de salud, por lo general antes de que los padres sean conscientes de lo que ocurre.

- Los vuelve menos sensibles.

- Sosiega la hiperactividad.

- Calma y tranquiliza.

- Aumenta la armonía y naturalidad en el hogar.

- Refuerza los lazos físicos, emocionales y espirituales.

- Favorece la aceptación de uno mismo.

- Permite al individuo crecer y desarrollarse.

La adolescencia:

- Equilibra la producción y distribución de hormonas para lograr la armonía interior.

- Favorece una relación de mayor franqueza y confianza con uno mismo y con los demás.

- Ayuda a ganar confianza.

- Aporta el ímpetu necesario para pasar a la adultez con mayor tolerancia y equilibrio.

La edad adulta:

- Mantiene la mente, el cuerpo y el alma en buenas condiciones de trabajo.

- Transmite fe en los procesos vitales.

- Es menos probable que la arruga de la preocupación deje huella.

- Libera de cargas la mente, el cuerpo y el alma.

- Descarga el cuerpo de los asuntos pesados y hace menos probable el sufrimiento.

- Favorece una actitud más abierta.

- Alivia la presión autoinducida.

- Reduce el efecto dañino del sufrimiento, el miedo y la ansiedad.

Los años dorados:

- Previene el desgaste y destrucción del cuerpo, la mente y el espíritu.

- Inyecta al espíritu entusiasmo renovado por la vida.

- Proporciona una finalidad y sentido a la vida.

- Despierta la mente.

- Mejora la concentración.

- Preserva el cuerpo al remplazar las células agotadas por otras nuevas, sanas y llenas de vitalidad.

Las enfermedades:

- Cubre la necesidad de ser tocado.

- Alivia el malestar, la vulnerabilidad y el grado de indefensión.

- Alivia el sufrimiento.

- Alivia los síntomas de inquietud.

- Elimina las sustancias dañinas y las emociones destructivas.

- Crea espacio para el desarrollo de células saludables y rejuvenecidas.

- Calma la mente, relaja el cuerpo y tranquiliza el espíritu.

Dentro de la unidad familiar:

- Tiende un puente entre generaciones.

- Refuerza los lazos entre los miembros de la familia.

- Favorece la aceptación y comprensión de los atributos personales.

- Genera respeto y comprensión por la individualidad.

CONCLUSIONES

  • Debemos controlar la dieta desde la infancia, es muy importante ponerse en manos de un profesional desde etapas tempranas.
  • Debemos de eliminar o reducir considerablemente la comida rápida, ya que no nos aporta los nutrientes necesarios, además de contener grasa de la mala y ser muy calóricos.
  • Hay que tener cuidado con la alimentación sobre todo en etapas como, crecimiento, embarazo y tercera edad. Para cada etapa una alimentación adecuada.
  • Hay que tener en cuenta que la obesidad tiene muchas complicaciones como: alteraciones cardiovasculares, digestivas, endocrinas, psicológicas,…
  • Se debe acudir a un especialista para realizar una dieta adecuada, ya que hay dietas que son perjudiciales para la salud, creando deficiencias nutricionales y, incluso, patologías asociadas.
  • Las dietas de bajo índice glucémico son adecuadas para disminuir la sensación de hambre a la larga, a la vez que son indicadas para todo tipo de personas sanas.
  • Todo hidrato de carbono ingerido que no se quema, es convertido en grasa de reserva en el cuerpo, por lo que se debe disminuir los hidratos de carbono, mayoritariamente los de alto índice glucémico.
  • De debe realizar ejercicio físico. Siempre hay que combinar la dieta con el ejercicio físico, entre ½ y 1 hora al día, andar, bicicleta, nadar, correr, deportes que aumentan el metabolismo basal y fortalecen el corazón.
  • Es bastante beneficioso ayudar con la reflexología podal, por ello es conveniente acudir a un terapeuta para que éste realice el tratamiento antiestrés adecuado.

Publicado en Reflexiología. Guarda enlace a esta página.

Comments are closed.