Revista online de ESTEA, Escuela Superior de Técnicas y Estudios Avanzados

Homeopatía y enfermedades de la piel

Tesina de curso de Francisco Romero Escobar. Curso de Homeopatía.

Prólogo

1.-Principios homeopáticos

2.-Los tres niveles del ser humano

3.-Traumas emocionales como base para enfermedades

4.-Homeopatía en dermatología

5.- Principales lesiones y enfermedades de la piel

5.1.-Lesiones cutáneas elementales

5.2.-Dermatología del lactante

5.3.-Dermatología infantil

5.4.-Dermatología en el adulto

6.- Medicamentos homeopáticos dermatológicos.

7.-Alimentación y ejercicio como ayuda a tratamientos

8.- Vitaminas, sales minerales y oligoelementos

9.- Fitoterapia y aromaterapia como aliados de la homeopatía

9.1.-Plantas y aplicaciones relacionadas con dermatología

9.2.-Aceites esenciales y aplicaciones relacionadas con dermatología

10.- Medicina homeopática: medicina de futuro

11.-Consecuencias socioeconómicas y políticas de la homeopatía

12.-Bibliografía

Prólogo

Hace un par de siglos, antes de que la ciencia comenzara a fijar su atención solo en el aspecto puramente físico de la naturaleza, la homeopatía y la alopatía caminaron codo con codo para servir a las necesidades sanitarias de la humanidad. A medida que las ciencias físicas fueron consiguiendo mas éxitos disminuyo su tolerancia respecto a las ideas que no se podían comprobar mediante los mismos criterios, y la homeopatía comenzó a notar las presiones del ciudadano de a pie. La ciencia física se hizo cada vez más cuantitativa y previsiblemente poderosa, y la homeopatía comenzó a perder crédito entre los médicos en ejercicio. Solo un pequeño reducto de médicos persevero fielmente en la práctica de la homeopatía hasta este siglo, aunque ahora su número esta creciendo, a medida que se nos hacen evidentes los graves defectos de la medicina alopática.

Se podría decir que fue el énfasis en la enfermedad, más que en la salud, lo que alejo a la práctica alopática de la homeopática. El organismo físico revela la evidente materialización de la enfermedad, mientras que la relación con los aspectos más sutiles del género humano no se discrimina con tanta facilidad.

La medicina homeopática trata indirectamente con la química y la estructura del organismo físico al abordar directamente la sustancia y las energías en el siguiente (y más sutil) nivel. En este momento se debe clasificar como una medicina subjetiva, en parte porque trata con una energía que puede verse alterada en gran medida por la actividad mental y emocional de las personas, y en parte porque no ha dispuesto de un instrumental de diagnostico para apoyar al medico homeopático. Es de esperar que esta situación cambie en un futuro próximo.

La actual transición hacia el énfasis sobre la salud y la globalidad, más que sobre la enfermedad, ha favorecido el conocimiento creciente, la perspectiva y la importancia de una jerarquía de las energías e influencias sutiles que determinan el bienestar humano.

Siguiendo esta línea, se diseño una ecuación de reacción que relaciona los diversos niveles de energía de la naturaleza que influyen sobre la humanidad la cual expresa básicamente que la humanidad consta de seres multidimensionales que viven en un universo multidimensional, y que una alteración de la cadena energética en cualquier nivel causa ondas de efecto que fluyen en ambas direcciones a lo largo de la cadena. La homeostasis completa en el nivel físico requiere también de la homeostasis en todos los niveles subyacentes. Si estos están desequilibrados, no puede existir la homeostasis completa en el nivel físico y la enfermedad debe materializarse finalmente de una u otra forma.

El ser humano se comunica con su ambiente a través de una serie de redes internas sensoriales y de respuesta que funcionan a lo largo de un amplio espectro de integridad relativa. Cuanto mayor sea el grado de integridad de las redes y menor el umbral de desencadenamiento de la generación de la señal interna, mas sensible será el individuo a las alteraciones del ambiente. Cuanto mas organizados y coherentes nos convertimos en el nivel físico, mas evidente es nuestra desorganización, incoherencia y desequilibrio en niveles mas sutiles.

A medida que evolucionamos y nos integramos más, la coherencia se extiende a niveles más sutiles, que se enriquecen en energía, y el individuo funciona en el mundo físico en condiciones de una mayor influjo de energía. Así pues, desequilibrios del sistema cada vez mas pequeños dispersan significativamente el flujo de energía, de forma que detectan y diagnostican la enfermedad.

En el pasado, carecíamos de la instrumentación adecuada para detectar estos sutiles niveles de energía que son tan importantes para la homeopatía. En la actualidad estamos empezando a desarrollar la instrumentación de naturaleza eléctrica necesaria para controlar las respuestas fisiológicas a una red de puntos cutáneos.

Estos puntos se correlacionan bien con los desequilibrios en el organismo, tanto en el nivel físico como en el siguiente, más sutil. En el laboratorio y en la pizarra, se están desarrollando aparatos que revelaran directamente la interacción entre intención mental y curación.

Así, nuestra futura medicina marchara hacia el desarrollo de técnicas y tratamientos que puedan utilizar sucesivamente energías cada vez mas refinadas. Se desarrollara una gama más amplia de aparatos que controlaran o perturbaran a todos los niveles clave.

Se esta desarrollando una ciencia rigurosa acerca de estas sutiles energías. Muchas técnicas y procedimientos nuevos se unirán al instrumental y a los métodos actuales de los médicos homeopáticos en ejercicio. Debemos dejar espacio para muchos cambios, tanto de la comprensión como de la técnica.

Es de esperar que la actual institución homeopática permita y aliente el adecuado estudio de estos nuevos procedimientos y carezca de prejuicios contra lo nuevo, sobre todo teniendo en cuenta que, a su vez, había sido discriminada en el pasado por la poderosa institución medica alopática.

1.-Principios homeopáticos

-La curación es un proceso racional: El principio fundamental, que formulo al final de sus descubrimientos su fundador el doctor Samuel Hahnemann es que la curación es un proceso racional, que existen principios esenciales en los que se basa la homeopatía, y que una vez son comprendidos la convierten en un proceso racional y científico. Decimos que se trata al mismo tiempo de un arte y una ciencia, porque para atender a los pacientes se requieren habilidades artísticas y humanas, mientras que la curación real tiene un carácter científico.

-Las enfermedades se curan con los agentes que las causan (principio de similitud): El segundo principio rector de la homeopatía es que si una sustancia es capaz de provocar determinadas reacciones en individuos sanos, también podrá curar a una persona enferma que presente los mismos síntomas. Por ejemplo, cortar cebollas provoca lagrimeo y flujo nasal, que en algunos sujetos es síntoma de fiebre del heno. Por lo tanto, la cebolla curara este mal en los pacientes que presenten tales síntomas.

-Potenciación (principio de la infinitesimalidad): El tercer principio es la forma de hacer que sustancias venenosas o dañinas pierdan sus efectos nocivos y mantengan sus propiedades terapéuticas.

El doctor Hahnemann descubrió que esto es posible poniéndolas en forma de líquido, para luego diluirlas y centrifugarlas. Este proceso de diluído y centrifugado se repite varias veces y se conoce con el nombre de “potenciación”.

Esto produjo sustancias médicamente activas con un efecto fuerte y curativo basado en el segundo principio de la homeopatía, pero sin efectos secundarios y además, de muy fácil preparación. Nunca se había conocido nada igual. Demostró ser la alquimia en acción, energía transmutada.

-Un único remedio: La homeopatía considera que hay un alma en el cuerpo, de lo que se desprende que, en determinado momento, solo se presenta un problema básico y, por lo tanto, únicamente se requiere una intervención terapéutica, un remedio, para generar la reacción curativa. Una vez hecho esto, es necesario esperar y ver lo que sucede antes de decidir cual será el siguiente paso (aunque en casos graves tal vez la espera solo sea de unos minutos y se pueda administrar repetidamente un remedio durante un breve espacio de tiempo).

-El cuadro completo (globalidad): El remedio único se elige para cubrir todo el cuadro sintomático del paciente, puesto que es toda la persona la que esta enferma, no solo una parte de ella. Este principio establece que debemos considerar todos los aspectos de su situación personal, desde los asuntos y las cuestiones más generales hasta los detalles más extraños, a fin de captar la idea completa.

-Jerarquía de los síntomas: El principio aquí es que los síntomas de la mente que representan la voluntad, las intenciones y los sentimientos, expresados en diferentes niveles, por lo general son más importantes que los síntomas físicos. Los síntomas se pueden ordenar por jerarquías, normalmente considerando a la mente antes que a la materia, y desde esa perspectiva se elige un remedio, sin considerar primero la patología. (Cuando el problema principal es profundamente patológico, es posible que los síntomas de la mente sean menos relevantes; por ejemplo, cuando se trata de cardiopatías graves, puede que se requiera un remedio que se centre en el corazón, pero no por ello se dejarían de tomar en cuenta los síntomas del cuerpo-mente).

- La vitalidad dinámica: Según este principio somos la energía del alma vibrando en un patrón energético al que llamamos cuerpo físico, el cual realmente es un cuerpo vibratorio de energía y vitalidad, con patrones que lo mantienen fluyendo en la forma en que lo percibimos y lo sentimos. Nuestra alma envía mensajes a nuestra mente y estos generan sentimientos energéticos y acciones verbales, movimientos, etc. Las enfermedades surgen cuando se presenta un conflicto entre las acciones deseadas y los efectos reales, debido a un bloqueo de la energía dinámica. Estas obstrucciones se mantienen mediante procesos energéticos físicos, sentimentales y mentales y, por lo tanto, deben curarse con procesos energéticos, que nosotros llamamos remedios homeopáticos. Cada modelo de bloqueo implica un tipo de vitalidad, con la cual debe encajar la vitalidad del remedio a fin de neutralizarla.

2.-Los tres niveles del ser humano

Existe una jerarquía fácilmente identificable en la construcción del ser humano. En su forma más básica, esta jerarquía esta caracterizada por tres niveles:

1.- Mental/Espiritual

2.- Emocional/Psíquico

3.- Físico (incluyendo el sexo, el sueño, la alimentación y los cinco sentidos)

En realidad, estos niveles no están separados y diferenciados, sino que existe una completa interacción entre ellos. No obstante, el grado de salud o enfermedad del individuo se puede evaluar mediante una revisión de los tres niveles. Para todo profesional de la salud es crucial ser capaz de realizar esta determinación, porque es esencial en la evaluación del paciente.

1.- Plano mental:

El más alto e importante nivel al que funciona el ser humano es el nivel mental y espiritual. Como definición general de este plano podemos decir que: El plano mental de un individuo es el que registra cambios de la comprensión o de la conciencia. Estos cambios se desencadenan por estímulos internos o externos, pero se registran en este plano de la existencia. El individuo piensa, critica, compara, calcula, clasifica, crea, sintetiza, conjetura, visualiza, planea, describe, comunica, etc. a este plano mental. A su vez, las alteraciones de estas funciones constituyen los síntomas de la enfermedad mental.

El plano mental es el más crucial del ser humano. El contenido mental y espiritual de una persona constituye la verdadera esencia de esta persona. Si se alteran las ayudas internas para conseguir una conciencia superior, se pierde la idea central de la posibilidad de una evolución de la conciencia. ¿Cuál es entonces el significado de la vida?

Una persona puede seguir viviendo, ser feliz y ofrecer servicios creativos a los demás o a si misma con un organismo minusválido. Por otra parte, si se produce una alteración en el plano mental/espiritual se amenaza la verdadera existencia de la persona. Se observa esta situación en alteraciones tales como la senilidad, la esquizofrenia y la idiotez. Aunque el organismo físico es el medio a través del que las facultades superiores se pueden manifestar en este mundo material, el mantenimiento de su salud no puede ser un fin en si mismo.

Si fuera posible obtener una mente absolutamente sana, veríamos a personas que vivirían continuamente en un arrobamiento espiritual, que revelarían diariamente nuevas ideas creativas expresadas de forma muy clara, siempre al servicio de los demás. Estas personas vivirían continuamente en la claridad de la luz y nunca en la confusión de la oscuridad espiritual. Entre este estado de salud mental absoluta y el de confusión total de la mente podemos distinguir una gradación constante de confusión creciente en los diversos subniveles del plano mental.

Entre las funciones mentales existe una jerarquía. Suponiendo condiciones de la misma intensidad, podemos observar que una alteración de la memoria no es tan grave como una alteración similar de la capacidad de concentración; que esta no es tan grave como la incapacidad de discriminar; y a su vez, que esta no es tan grave como una alteración de la capacidad de pensar. La clara comprensión de estas gradaciones es crucial para determinar el pronóstico en un caso determinado.

En otros tiempos, el mecanismo de defensa era capaz de contener la enfermedad y reparar la lesion de mejor manera de la que vemos hoy día. En la actualidad, las visitas al medico son frecuentes a una edad juvenil; por consiguiente, grandes proporciones de nuestros pueblos están expuestos desde la juventud a tratamientos supresores. Bien pudiera ser esta la razón del alarmante aumento de la morbilidad por enfermedades crónicas y de las tasas de mortalidad en las últimas generaciones. Incluso el caos espiritual de nuestro mundo moderno bien pudiera ser la consecuencia de esta progresión, creada por los continuos tratamientos supresores, de una naturaleza cada vez más potente.

Las tres cualidades indispensables que deberían acompañar a las distintas funciones de la mente son:

- Claridad

- Racionalidad, coherencia y secuencia lógica

- Servicio creativo para el bien tanto los demás como del propio

Si falta cualquiera de ellos, la mente puede funcionar muy bien en cuanto a sus funciones, pero puede estar muy enferma. Deben existir las tres cualidades, pero la tercera es de importancia capital. Esta cualidad de servicio creativo es la que parece menos comprendida en la moderna medicina alopática, aunque la falta de esta cualidad conduce finalmente a los peores estados imaginables de insalubridad.

Si la persona desea evitar el padecimiento mental y emocional, debería cultivar las cualidades altruistas, desprendidas y humildes, sin embargo, esto no significa que una persona se deba convertir en asceta, rechazando cubrir las necesidades que todo individuo precisa. La mejor pauta a seguir para engrandecer la salud al máximo es “el camino de la justa medida” de los antiguos griegos: ni demasiado ni demasiado poco. Sin excesos. Esta moderación se aplica por igual a los tres niveles de la existencia humana.

2.- Plano emocional

En el se incluyen todos los grados y matices de las emociones desde las mas primitivas hasta las mas sublimes. Este plano de la existencia actúa en el mecanismo de defensa como receptor de los estímulos emocionales del ambiente, y también como vehículo de expresión de los sentimientos, las acciones y las alteraciones emocionales que se producen en el individuo. Definimos el plano emocional de la existencia como el nivel de la existencia humana que registra los cambios de los estados emocionales. La gama de expresiones emocionales es muy amplia: amor/odio, alegría/tristeza, calma/ansiedad, confianza/ira, valor/miedo, etc. Así pues, este plano es muy próximo al núcleo de la existencia diaria de cada persona.

En cuanto a su cualidad, los sentimientos se pueden dividir en positivos y Negativos. Los sentimientos positivos son los que tienden a llevar al individuo hacia un estado de felicidad; los negativos hacia un estado de infelicidad.

Cuantos más sentimientos negativos experimente un individuo, más insano es a este nivel. Medir el grado de alteración emocional de una persona es encontrar cuanto tiempo, en estado de vigilia, esta ocupado en sentimientos negativos como apatía, irritabilidad, ansiedad, angustia, depresión, pensamientos suicidas, celos, odio, envidia, etc.…

Las personas más sanas y emocionalmente desarrolladas experimentan alguno de los estados más profundos de los conocidos por la humanidad: experiencias místicas, éxtasis, amor puro, devoción religiosa, y una amplia gama de sentimientos sublimes de difícil descripción y, en nuestra época, limitados a solo un pequeño número de personas.

Los sentimientos positivos tienden siempre a crear en el individuo una sensación de unión con el mundo exterior y por el contrario los negativos tenderán a producir una sensación de aislamiento y separación del mundo exterior.

Del mismo modo que en el plano mental, una persona puede tener sentimientos negativos que creen una alteración interior y una disarmonía con el ambiente así como sentimientos positivos que refuerzan el estado emocional interior y crean condiciones positivas en el ambiente que favorecen la comunicación con las personas y por lo tanto sirven a la comunidad.

Quien vive con sensaciones de calma interior, alegría, euforia, etc.… se dota a si mismo y a los demás de la mejor nutrición emocional posible, que solo puede aumentar el grado de salud emocional y por otra parte, la persona que vive continuamente en la ansiedad, tristeza o temor, ofrece un alimento emponzoñado que finalmente conduce a la degeneración de su salud y la de los demás.

Como en los otros dos planos, existe una jerarquía de alteraciones emocionales que se puede clasificar de acuerdo a si alcanzan la profundidad del individuo o permanecen relativamente en su periferia.

En el máximo estado de salud emocional el individuo experimenta una calma dinámica absoluta combinada con el amor por si mismo, por los demás y por el ambiente. Es un estado de serenidad implicado activamente con las personas y con el ambiente, no simplemente una carencia de sentimiento emocional generada como protección contra la vulnerabilidad emocional. Por otra parte la persona en el peor extremo de la salud emocional padece una grave angustia interna o una depresión de tal intensidad que se pierde todo interés por la vida y se observa un deseo activo de morir. Entre ambos extremos se encuentran amplias variaciones y modos individuales de expresión.

En los tiempos modernos la debilidad en el plano emocional se ha convertido en uno de nuestros mayores problemas sanitarios. Sea por la falta de conocimiento de las leyes de la naturaleza, o por la continua supresión de dolencias relativamente periféricas al núcleo de la existencia humana, muchos de los problemas del mundo actual se pueden considerar originados por emociones desequilibradas, mal dirigidas y destructoras. Los modernos problemas de guerra indiscriminada, violencia gratuita y terrorismo en las ciudades, asesinatos en masa, opresión racial y abusos infantiles son ejemplos de estados emocionales mal manejados, tanto a la altura del individuo como de la sociedad.

Una de las mayores influencias ambientales es el fracaso casi completo de nuestros sistemas educativos en ofrecer formación emocional a los jóvenes y en consecuencia nuestra parte emocional sigue infranutrida y caquéctica, siendo presa fácil de las enfermedades.

La educación debería seguir un procedimiento más natural basado en los conocidos estados de maduración. El énfasis de la educación se debería colocar en el desarrollo del organismo físico entre los 7 y 12 años de edad, de las emociones entre los 12 y 17 años de edad y en el plano mental entre los 17 y 22 años de edad.

Si se mejorase nuestra educación, no fuera tan casual, aleatoria y no fuera regida a menudo por influencias políticas mas que por el reconocimiento de los estadios naturales del desarrollo de los estudiantes, tendríamos como consecuencia que las personas serian mucho mas maduras y equilibradas en el plano emocional, y por lo tanto mucho menos susceptibles a las enfermedades de este plano. Se estabilizaría el matrimonio y la vida familiar, que serian gratificantes e lugar de estresantes y malsanos. Entonces las tensiones de la vida y el ambiente no gravitarían con tanta facilidad sobre la debilidad del mecanismo de defensa del plano emocional, evitando así la moderna epidemia de nerviosismo, inseguridad, violencia, ansiedad, miedo y depresión.

3.- Plano físico

El nivel físico de la existencia es la parte del organismo humano de la que tradicionalmente se ha ocupado la medicina. Se ha estudiado en profundidad a través de la anatomía, fisiología, anatomía patológica, bioquímica, biología molecular, etc.… Sin embargo, un hecho singular parece no ser evidente para la mayoría de los médicos a pesar de toda esta investigación –que el cuerpo humano en su complejidad mantiene una jerarquía de importancia de sus órganos y sistemas-. Solo se puede conjeturar por que se ha ignorado este concepto de jerarquía e la medicina alopática, pero parece probable que la razón principal es que este concepto no es necesario en el enfoque alopático del tratamiento de la enfermedad y sin embargo para el profesional que se enfrenta al paciente como una totalidad, es absolutamente necesaria la comprensión de esta perspectiva.

Como siempre al considerar la gradación de los sistemas en el organismo físico, debemos reconocer en primer lugar la naturaleza experimental de la precisión de los detalles, hasta que posteriores observaciones la confirmen.

– Si un sistema determinado contiene un órgano de importancia crucial para mantener una sensación completa de bienestar, este sistema se debería clasificar según la importancia de este órgano para todo el organismo.

– La gradación relativa de la importancia de un órgano solo se puede medir mediante el grado de daño al organismo producido por un grado determinado de lesión de este órgano. Ejemplo: una cicatriz en el cerebro tendrá un efecto más dañino que una cicatriz del mismo tamaño en el corazón o en la piel.

Enumeramos una lista de los sistemas a considerar y sus órganos, en orden de importancia para el organismo:

- sistema nervioso: cerebro, medula espinal, ganglios y los plexos y fibras nerviosas periféricas.

-sistema circulatorio: corazón, vasos sanguíneos, sangre, los vasos linfáticos y la linfa.

-sistema endocrino: hipófisis, glándulas tiroides, paratiroides, suprarrenales, islotes de Langerhans, ovarios, testículos y la epífisis.

-sistema digestivo: hígado, páncreas, y el canal alimentario con sus glándulas accesorias.

-sistema respiratorio: pulmones, bronquios, traquea, faringe y nariz.

-sistema excreto: riñones, uréteres, vejiga y la uretra.

-sistema reproductor: testículos, vesículas seminales, pene, uretra, próstata y las glándulas bulbo genitales en el varón y ovarios, trompas de Falopio, útero y la vagina en la mujer.

-sistema óseo: huesos, tejidos conjuntivos y articulaciones

-sistema muscular: músculos estriados y no estriados.

La jerarquía de los sistemas físicos se puede considerar bajo un prisma distinto respondiendo a la pregunta: ¿Qué grado de lesión de un órgano o sistema determinado es necesaria para alterar la vida? Podemos construir una jerarquía de órganos del organismo físico basada en su importancia para el organismo:

  • -cerebro
  • -corazón
  • -apófisis
  • -hígado
  • -pulmones
  • -riñones
  • -testículos/ovarios
  • -vértebras
  • -músculos

La comprensión de esta jerarquía no es un mero ejercicio académico: permite al profesional reconocer la dirección de la progresión de la enfermedad. Si la enfermedad progresa hacia la parte superior de la jerarquía desde –riñones, pulmón, apófisis, corazón y finalmente el cerebro, esta claro que el progreso se produce en una dirección adversa y si por el contrario si la progresión es descendente, desde el cerebro hacia los músculos, existe una clara mejoría de la salud general.

Como concepto, podemos resumir la definición de salud del ser global como:

-La salud es la carencia de dolor en el organismo físico, tras conseguir un estado de bienestar; la ausencia de pasión en el nivel emocional, que tiene como consecuencia un estado dinámico de serenidad y calma; y la falta de egoísmo en la esfera mental, que desemboca en la unificación total con la Verdad.

3.-Traumas emocionales como base para las enfermedades

La vida es sufrimiento”, dicen muchas de las enseñanzas de la India. “La vida no es fácil” es la frase con la que empieza el famoso libro Scout Peck, El camino menos transitado.

Se sufre con los traumas del desarrollo, cuando se vive una guerra o una recesion económica, cuando se atraviesa por una crisis o una catástrofe personal o nacional. Las aflicciones, las enfermedades, la perdida del empleo o del hogar son todos ejemplos de crisis traumáticas. Al patrón que hay detrás del sufrimiento le llamamos trauma.

Personalmente, creo que todas nuestras disfunciones se deben en última instancia a que en algún momento vivimos una experiencia traumatizante y no hemos sido capaces de procesarla en ese momento ni tampoco después.

Existen dos tipos fundamentales de traumas: agudos y sutiles:

- Agudos: Son traumas agobiantes y repentinos. Una enfermedad grave en la familia, una ruptura amorosa, una violación o un acto violento, un divorcio, una separación o una muerte son traumas severos y comunes en los que el auto-tratamiento puede ser apropiado. En los primeros años de la vida, el incesto, el maltrato, el abandono, la adopción, las experiencias aterradoras durante el nacimiento y muchas vivencias más pueden provocar traumas severos en la infancia y en la edad adulta. En estos casos, es posible que sea realmente necesaria ayuda profesional.

- Sutiles: Se presentan de manera sutil e insidiosa durante el desarrollo del individuo, desde su concepción hasta su muerte. Los puede provocar la convivencia con un padre que tiene algún trauma y lo refleja en el hijo, tal vez con una conducta cruel, abusiva, melancólica, alejada, sarcástica o distante.

En cierta medida es imposible evitarlos, puesto que nosotros mismos, como padres, muchas veces tenemos traumas graves. Estos traumas sutiles so la causa de nuestra incapacidad posterior para procesar traumas mayores. Si de niños aprendemos a no llorar, como adultos no podremos vivir adecuadamente nuestros procesos de duelo. Hay un problema aun más sutil. Algunos niños son sensibles y necesitan más amor y más cuidados.

Los traumas también pueden deberse a sentimientos reprimidos de dolor, rabia y resentimiento o a pensamientos atormentadores, como el odio, la traición o el rechazo. Pueden generarse por crisis en alguna esfera de la vida: trabajo, hogar o escuela. Hay muchas situaciones en la vida de una persona en las que tales sucesos pueden traducirse en un trauma, incluidos los accidentes, la perdida de empleo, el cambio de casa o simplemente unas vacaciones que no salen como se esperaba.

Todo eso esta sucediendo en este momento y así ha sido a lo largo de la historia. La medicina moderna reconoce ahora el síndrome de la tensión postraumática, después de una guerra o una catástrofe personal y comienza a tomarlo en serio, proporcionando orientación y apoyo a este tipo de pacientes.

Estos dos tipos de traumas, sutiles y agudos, en realidad son la misma cosa. Una criatura en estado vulnerable puede experimentar un trauma leve como si se tratara de uno agudo. Los traumas sutiles o leves disminuyen la autoestima del pequeño y reducen sus posibilidades de manejarlos, de tal suerte que los traumas agudos que luego le llegan, tienen un efecto aun mayor, y ya no pueden ser procesados. Podríamos postular que un niño criado con amor incondicional y con mecanismos intactos de liberación de las emociones (llanto, ira, etc.) seria casi totalmente inmune a los traumas agudos. Indudablemente, se sentirá angustiado en el momento, pero cuando pase el suceso se recuperara por si solo o buscara ayuda de sus familiares y amigos. Es posible que exista este tipo de personas, pero son poco comunes.

Actualmente nos enfrentamos a traumas universales o nuevas catástrofes potenciales: el calentamiento de la Tierra, el deterioro de la capa de ozono, la contaminación de los océanos, la destrucción de los hábitat animales, crisis todas ellas que podrían terminar con la mayor parte de los seres vivos de este planeta, catástrofes ecológicas de proporciones inenarrables, traumáticas para los animales, las plantas y la Tierra en grados sin precedente. Males como el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) amenazan a continentes enteros, al igual que enfermedades como la de las “vacas locas”. Hay quienes aseguran que hoy el Planeta sufre un profundo dolor en todos los niveles.

El miedo actúa como una prisión, nos da mucho miedo tomar lo bueno que hay en nuestro entorno. Nos comportamos como si nos atemorizaran las atenciones y el apoyo que nos ofrecen los demás. Muchas veces el miedo a sufrir las consecuencias es lo que nos impide dejar que aflore nuestra ira. Cuando esta se ve exacerbada por el miedo, puede quedar atrapada en nuestro interior y traducirse en dolor y en desesperación. Luego todo eso se convertirá en una base para traumas mas complejos como la depresión, la culpabilidad, los celos, la soledad, la infidelidad, la desconfianza, la violencia, los malos tratos, las adicciones (alcoholismo, drogadicción, tabaquismo, adicción al trabajo o a una relación en particular, etc..) los cuales pueden provocar todo tipo de enfermedades o malestares.

La negación, el miedo, el terror, la aflicción, la conmoción, la ira, el aislamiento, el duelo, la separación, la rabia, los sentimientos de perdida, la dicha y la aceptación son etapas que se pueden experimentar, y muchas veces de manera repetida, en la recuperación de un trauma, aunque cada individuo quedara atrapado en diferentes etapas y tomara rutas distintas según su historial de traumas personales recientes y subyacentes, según las diversas facetas de su pasado y según las oportunidades de recuperación que se le presenten. Durante este proceso tal vez algunos sufran enfermedades físicas o dolor emocional; posiblemente otros solo sientan un poco de malestar.

La dinámica de los traumas pasa por:

- Etapa de negación: cuando sucede algo que nos abruma enormemente y no hacemos nada al respecto, un proceso muy común es sepultar el hecho en los tejidos y las células de nuestro organismo, para olvidarlo casi de manera deliberada. A veces esa es la única opción y puede que sea la adecuada en ese momento. Todos los traumas presentan este esquema: lo que no se procesa en el momento se deja de lado y se almacena en el organismo. Después estos traumas pueden aflorar a la superficie como recuerdos o sueños o quizás como enfermedades. Las señales y los síntomas de una enfermedad no son la enfermedad en sí; simplemente manifiestan el hecho de que algo esta mal. Estas señales son la actividad positiva del sistema inmunológico que hace su mejor esfuerzo por solucionar el problema. Eliminar esas señales es como negar que algo no esta bien y con ello retrasar la aplicación de una estrategia terapéutica. Puede dañar también al sistema inmunológico pues de hecho, se le esta diciendo que esta equivocado. Muchas veces esto hace que el proceso patológico pase a etapas mas graves.

- Terror y miedo: si en una experiencia traumática se sintió terror, es posible que este vuelva a presentarse de alguna manera.

- Ira y rabia: después de una crisis, un ataque, un castigo o un disgusto, es posible que surja la ira contra la persona o personas responsables de los hechos traumáticos. Tal vez esta ira también se manifieste interiormente como sentimientos de culpa o de autocensura. Es posible que la ira sea una emoción adecuada, pero muchas veces se la reprime porque es considerada como un sentimiento socialmente reprobable. La ira puede generar depresión.

- El duelo: suele seguir a una perdida. El llanto es una forma positiva de liberarlo y es una parte importante del proceso de curación.

- La recuperación: después de las expresiones negativas se pueden comprender y aceptar algunas cosas y se pueden encontrar nuevas razones para vivir y amar. En este punto la persona sana sus relaciones rotas, deja de lado las perjudiciales, elige nuevas formas de vida, acepta situaciones, toma decisiones importantes o simplemente se relaja y disfruta de lo que tiene la liberación natural de los traumas. Si hay alguna persona compasiva que nos escuche, alguien con quien podamos enfadarnos o algún deporte o actividad que podamos realizar y que nos permita expresar nuestras emociones, aumentaran las probabilidades de solucionar nuestros traumas. La recuperación de los traumas, ya sea en el momento en que estos ocurren o después, puede ser un proceso natural. Las lagrimas, la risa, las palabras, las blasfemias, las sonrisas, el llanto, los sollozos, los bostezos, los suspiros y los estremecimientos son formas de recuperarse de los traumas ya sean viejos o nuevos. Las tendencias heredadas. Los traumas no resueltos y las enfermedades provocadas por viejos traumas muchas veces tienen antecedentes que se remontan a nuestros padres y abuelos. De hecho, los traumas pueden tener una antigüedad de varios cientos de años. Tal vez sea interesante reflexionar sobre los patrones de los traumas en nuestra propia familia.

- La curación:

Los padecimientos y las enfermedades pueden considerarse como acontecimientos positivos. Se trata de crisis provocadas por nuestras necesidades internas de solucionar viejos traumas y cambiar nuestra vida a nivel interno y externo son crisis, no catástrofes. Conocer la naturaleza de los traumas ocultos puede ser de gran utilidad para saber como encontrar una solución tanto para los propios traumas como para sus efectos: las enfermedades. Tal vez también nos ayude a saber el tiempo que tardara el proceso terapéutico y nos ayude a detectar los signos que indiquen que la curación esta en proceso. Saber acerca de los traumas –como vivir sin ellos, como recuperarse de ellos y como reducirlos- también puede ser de gran ayuda para criar a los hijos y para vivir, en general. Sin embargo, se puede ayudar a la curación con remedios homeopáticos sin conocer los traumas.

Debido a la duración, la profundidad y la complejidad del proceso de formación de los traumas, muchas veces no bastara con la atención superficial de los mismos. Años de tratamiento, ya sea convencional o alternativo, pueden no ser suficientes, si no se atacan las raíces del trauma. Y el hecho es que muchos de los enfoques actuales solamente arañan su superficie. Administrando medicamentos alópatas para tratar los síntomas ni siquiera llegamos a ella; simplemente taparemos grietas o fomentaremos la negación. Y eso, de ninguna manera es curar.

Muchas terapias energéticas, entre ellas la homeopatía, acupuntura, psicoterapia y la osteopatía no llegan a la raíz de las enfermedades y de los traumas porque tanto los médicos como los pacientes no comprenden ni se dan cuenta de la gravedad del problema, ni saben cual es la solución adecuada. Para resolver los traumas profundos se necesitara mucha precisión para atacar los problemas básicos; en muchos casos, habrá que persistir durante meses o años.

También habrá que desarrollar un nuevo proceso, una nueva forma de funcionar, si lo que pretendemos es procesar los nuevos traumas y no dejar que se acumulen de nuevo. Se necesitara ayuda para desarrollar formas de expresar la ira, el miedo y el dolor en e momento del suceso en lugar de reprimir tales sentimientos.

Si centramos el proceso de curación en los traumas, el organismo hará de forma natural lo que los traumas no le permitieron hacer.

4.- Homeopatía en dermatología.

Para orientarse en el campo de las enfermedades de la piel, ante todo se deben conocer las lesiones elementales que detallo en el punto 5.

La piel nos muestra las alteraciones del organismo a través de síntomas y lesiones, diversos y coexistentes, que nos explican la misma cosa. La piel indica el malestar interno de nuestra existencia y hace aflorar desde la profundidad la sintomatología psicofísica y psicosomática de todo el organismo. La homeopatía no suprime los signos que centrifugan en la piel el mal interior. Utiliza los signos para curar lo profundo, debajo de la molécula y el átomo infinitesimal.

La homeopatía es un método de tratamiento útil y en algunos casos irreemplazables aunque haya sido discutido por un gran numero de médicos alopáticos. Su eficacia esta condicionada por una actitud terapéutica coherente y concienzuda que obedece a tres reglas esenciales:

- Reservar la homeopatía al tratamiento de enfermos y de enfermedades reconocidos como “capaces de responder”.

- Disponer de una observación completa y precisa.

- Poseer unos buenos conocimientos de la Materia medica homeopática.

Indicaciones: las buenas o malas indicaciones del método hahnemaniano en dermatología resultan de la experiencia clínica y se explican fácilmente si se admite que están dirigidas al proceso patológico en estado de reversibilidad de forma que el medicamento actúa como un inductor, un catalizador de la reacción de normalización.

- Malas indicaciones como:

- Las genodermatosis: poco susceptibles de ser influenciadas por la homeopatía o cualquier otra terapéutica médica.

- Las malformaciones congénitas, la facomatosis, los nevos necesitan terapias quirúrgicas.

- Las distrofias elásticas, las ictiosis, tienen suficiente con un tratamiento sintomático. No obstante en determinadas patologías genéticamente determinadas, se le concede a los remedios homeopáticos la posibilidad de atenuar la intensidad o frecuencia de las manifestaciones. El eccema constitucional, varices, psoriasis y determinados acnés.

- Las enfermedades cutáneas debidas a deficiencias enzimáticas y carencias vitamínicas exigen una compensación especifica.

- Determinadas infecciones o parasitosis cutáneas, sífilis, tuberculosis, sarna, pitirosporosis, dermatofitosis en las que el tratamiento homeopático son ampliamente sustituidas por la eficacia de la medicina alopática.

- Las dermatosis por sobrecarga, amiloidosis, mucinosis, reveladoras a veces de procesos malignos, implican una terapéutica etiológica en la que la homeopatía no ha realizado ninguna prueba.

- Las afecciones malignas auto inmunes y sobre todo las tumorales no pueden pretender una curación con homeopatía e imponen un tratamiento o erradicación tan completa como precoz. En algunos casos “sobrepasados”, la prescripción homeopática es concebible e incluso deseable ya que la experiencia demuestra que es capaz de frenar la aceleración patológica y mejorar el estado físico y moral del enfermo.

- Indicaciones frontera que conciernen a las enfermedades que responden de forma inconstante o parcial al tratamiento homeopático. Entre estas afecciones algunas presentan una determinación genética parcial.

- Psoriasis, especialmente cuando estas son antiguas y limitadas a zonas selectivas particulares tales como el cuero cabelludo, los codos o las rodillas. Una psoriasis espesa, extensa, fija presenta pocas posibilidades de remitir sin la aportación de tratamientos locales e irradiaciones actínicas. En contrapartida, un acceso reciente de psoriasis, poco infiltrado, móvil, desencadenado o agravado por un estrés, es susceptible de ser reabsorbido mediante tratamiento homeopático; en este caso la involución es generalmente lenta: las placas se suavizan, el posible prurito desaparece, la descamación disminuye, la congestión palidece y la involución se inicia en el centro de las placas que adquieren un aspecto anular cada vez mas estrecho.

- Los eccemas microbianos o dermoepidermitis microbianas.

- Los eccemas de contacto, alergias retardadas que responden a alergenos activos por vía percutánea.

- El eccema atópico o constitucional suele ser confiado a los homeópatas.

- Dermatitis seborréica o enfermedad de Leiner-Moussous cuando es muy extensa.

- Los acnés polimorfos juveniles responden poco o nada a los tratamientos homeopáticos y necesitan los tratamientos locales modernos como los derivados de la vitamina A o el peróxido de benzoilo.

- Las verrugas aisladas o poco numerosas suelen ser sometidas a tratamientos locales queratolíticos o crioterápicos. Las verrugas abundantes de las manos o de la cara podemos prescribir tratamiento homeopático debido a las posibles curaciones y al carácter poco agresivo del tratamiento. Los condilomas suelen permitir su curación con un tratamiento de terreno verrugoso.

- Los eritemas vasomotores en los que los accesos congestivos responden regularmente a la homeopatía, los sabañones responden mas a su prevención que a su curación y la acrocianosis y la enfermedad de Raynaud son atenuadas de forma inconstante.

- Anomalías de la pigmentación epidérmica como el cloasma y el vitíligo.

- La patología de las faneras.

- Las alopecias suelen exigir un tratamiento etiológico. En alopecias androgenitas masculinas la homeopatía es inoperante, y las alopecias agudas debidas a estrés si responden favorablemente al tratamiento homeopático.

- Las patología de las uñas.

- En las dermatoesclerosis los efectos de los tratamientos homeopáticos son claros sobre las cicatrices hipertróficas, dolorosas y pruriginosas.

- Las hipersudoraciones profusas en las cuales se obtienen sorprendentes resultados.

- Úlceras de las piernas, para las cuales la homeopatía puede ofrecer un efecto beneficioso sobre la patología vascular, arterial o venosa, sobre los estados sépticos asociados, la reacción fibrosa dermo-epidérmica y a veces sobre el dolor.

- Buenas indicaciones como:

- Supuraciones agudas como: orzuelos, hidrosadenitis, quistes epidérmicos supurantes, abscesos acnéicos, supuraciones traumáticas o furúnculos.

- Supuraciones crónicas o recidivantes producidas por deficiencias inmunitarias

- Las virosis.

- Las verrugas plantares.

- Las aftas benignas recidivantes a pesar del desconocimiento de su fisiopatología,

- Las quemaduras calóricas o solares.

- Las alergias cutáneas.

Distribución de las lesiones cutáneas: el conocimiento de las áreas del cuerpo en donde suelen manifestarse determinadas enfermedades proporciona una valiosa información a la hora de efectuar el diagnostico:

- Acné rosáceo: únicamente el rostro.

- Acne vulgar: rostro, parte alta del dorso.

- Eccema atópico: superficies flexoras de las extremidades.

- Eccema numular: superficies extensoras de las extremidades.

- Eccema seborreico: depresión de la frente, surcos nasogenianos, cuero cabelludo, regiones mediotorácicas.

- Eccema varicoso: extremidades inferiores.

- Epitelioma basocelular: rostro, lados de la nariz o debajo del ojo.

- Epitelioma escamocelular: dorso de las manos, aletas de la nariz, labios

- Erisipela: rostro, cuero cabelludo

- Eritema nudoso: parte anterior de las piernas y en ambos lados

- Eritema polimorfo: manos, brazos, pies

- Esclerodermia generalizada: en todas las regiones del cuerpo, de los dedos de las manos a los antebrazos; o del rostro al cuello, a los brazos y a las piernas.

- Herpes simple: labios y alrededor de la boca, órganos genitales.

- Herpes zóster: nervios torácicos, quinto nervio craneal.

- Liquen plano: muñecas, brazos, piernas, cuero cabelludo.

- Lupus eritematoso: rostro, cuero cabelludo, orejas, cuello, manos.

- Micosis: tiña de la cabeza, barba, cuerpo, pierna, manos, pie y uñas.

- Parapsoriasis guttata: tronco y extremidades.

- Pénfigo vegetante: cuero cabelludo, pliegues de las axilas, pliegues de las ingles, región interglútea, mucosas.

- Pénfigo vulgar: cutis y mucosas de todo el cuerpo.

- Pitiriasis rosácea: tronco, cuello, base de las articulaciones.

- Psoriasis: caras extensoras de las articulaciones, codos, rodillas, con lesiones bilaterales simétricas; hueso sacro, cóccix; cuero cabelludo, palmas de las manos y pies, uñas.

- Sarna: espacios interdigitales, seno femenino y órganos genitales masculinos.

- Urticaria: en cualquier zona.

- Verrugas: manos, planta de los pies, rostro, tronco, regiones perianales y genitales (condilomas agudos).

5.-Principales lesiones y enfermedades de la piel.

1.-Lesiones cutáneas elementales

2.-Dermatología del lactante

3.-Dermatología infantil

4.-Dermatología en el adulto

1.-Lesiones cutáneas elementales.

- Abrasión: lesión superficial; afecta al recubrimiento epitelial del cutis o de las mucosas; suele tener un origen ecánico de poca entidad.

- Ampolla: acumulación intraepidérmica o subepidérmica de exudación limpia, hemorrágica o purulenta; es más grande que la vejiga como el pénfigo.

- Anhidrosis, adiaforesis: supresión de la sudación, de la transpiración de la piel.

- Atrofia: reducción del grosor de la piel causada por la disminución del número y del volumen de sus componentes estructurales.

- Bromohidrosis: sudor fétido, irritante, escoriante.

- Cicatriz: tejido fibroso de formación reciente; sustituye al tejido epidérmico o dérmico.

- Costra: concreción de exudación o de sangre, por rotura de ampolla, vejiga o pústula; por erosión, por excoriación, por ulceración (costra láctea).

- Cromohidrosis: sudor que mancha la ropa.

- Edema: aumento excesivo del líquido intersticial en la dermis y la hipodermis (absceso, erisipela).

- Equimosis: derrame hemático por solución de continuidad de los vasos en el espesor de los tejidos, causado por tracción, succión, aplastamiento. Los tejidos adquieren un color rojo violáceo, verdoso, amarillo amarronado a causa de la presencia de pigmentos derivados de la hemoglobina.

- Eritema activo: enrojecimiento cutáneo, rojo vivo; causado por dilatación arteriolar; desaparece con la presión (eritema glúteo, la rubéola, o la escarlatina).

- Eritema pasivo: enrojecimiento cutáneo, cianótico, azulado, causado por éxtasis venosa; desaparece con la presión (acrocianosis, síndrome de Raynaud).

- Erosión: solución de continuidad de la epidermis, causada por la rotura de vejiga, ampolla o pústula.

- Escama: lamina de células corneas, blanquecinas; o furfuráceas, finas, pitiriasiformes (caspa) o poliestratificadas, anchas y consistentes (psoriasis).

- Esclerosis: aumento de consistencia del cutis; este se endurece, se adhiere a las capas inferiores, no puede ser levantado en placas (esclerodermia).

- Escoriación: lesión con perdida de sustancia causada por contusiones en la epidermis y en la dermis; generalmente esta causada por un agente mecánico que actúa tangencialmente.

- Flictena: es una ampolla que contiene agua y que se desarrolla generalmente después de sufrir quemaduras.

- Grietas: lesiones lineales que forman fisuras; afectan a la epidermis y a la dermis (grietas anales).

- Hiperhidrosis: exceso de sudación generalizada; a menudo tiene una patogénesis nerviosa; también puede estar circunscrita.

- Liquenificación: es un área circunscrita de aumento del grosor cutáneo, con rebordes bien dibujados; la superficie cutánea, seca, escamosa, desprovista de pelo, se presenta cuadriculada, con pliegues y surcos marcados claramente; prurito muy intenso en toda la zona.

- Lunar: mancha cuyas dimensiones superan un centímetro. El lunar, mácula y la mancha no desaparecen, pueden modificarse, aunque solo en parte. Pueden ser de color marrón, por hiperpigmentación melanínica o hemosiderínica (pecas), o rojo, debido a una alteración en el riego sanguíneo.

- Mancha, mácula: lesión elemental consistente en un área de superficie inferior a un centímetro, sin ningún tipo de relieve y de coloración distinta a la de la piel.

- N ódulo: formación redondeada sólida hipodérmica o dérmica, causada por derrame celular; tiene el tamaño entre un guisante y una avellana (eritema nudoso, lepra).

- Oligohidrosis: sudación, transpiración reducida.

- Onicofisis: hiperqueratosis por debajo de las uñas de los pies.

- Onicolisis: desunión del lado libre de las uñas, a menudo esta asociada con hiperqueratosis subungueal.

- Onicorrexis: estriado en sentido longitudinal de las uñas; en muchos casos presenta también fragilidad, fisuras, exfoliación de la lámina.

- Onicosis: proceso patológico agudo o crónico de las uñas.

- Papula: tumorcillo que se forma en la piel, de un tamaño que va de 1-5 mm.; se debe a una proliferación o degeneración de la epidermis (verruga) o la dermis superficial (lichen ruber).

- Petaquia: hemorragias cutánea puntiforme de la dermis.

- Pústula: pequeña vejiga de la epidermis o dermis que contiene exudación amarillenta, purulenta (acné, foliculitis pigénicas, el sarpullido)

- Queloide: neo formación térmica de tejido fibromatoso; protuberancia sólida, lisa, redondeada o aplanada, de distintas formas y dimensiones; esta recubierta por un epitelio terso, brillante con límites siempre bien claros, su etiopatgenesis es complicada.

- Queratoma: alteración cutánea caracterizada por una notable hipertrofia del estrato córneo.

- Queratosis; aumento patológico del espesor del estrato corneo (ictiosis, queratosis senil).

- Ulceración: pérdida de sustancia que llega hasta la hipodermis, con resultados atrofico cicatrizantes.

- Mancha de urticaria: irritación de la piel con márgenes en relieve ydelimitados claramente; es redondeada, blanda, rosácea, color rojo vivo o blanco porcelana. Es siempre pruriginosa, aparece y desaparece con rapidez siendo típica de la urticaria.

- Vejiga: acumulación de líquido seroso en la epidermis (herpes, eccema).

- Xantelasma: lesión cutánea xantomatosa localizada en los párpados formada por manchas planas o con un leve relieve de color amarillento.

- Xantoma: presencia en la piel de pequeñas placas planas, de color amarillento, debido al deposito de lipoides (por lo general colesterol y sus compuestos ácidos).

2.- Dermatología del lactante

- Costra Láctea (eccema atópico del lactante): Generalmente se localiza en el cuero cabelludo y aparece en lactantes con predisposición a manifestaciones exudativas. Está demostrado que se trata de un signo de persistencia de un terreno atópico (eccema atópico, dermatitis atópica). La costra Láctea es una enfermedad alérgica, como la urticaria, la rinitis vasomotriz, el asma bronquial, el edema de Quincke.

Se manifiesta hacia el tercer mes de vida, en el cuero cabelludo y en las mejillas, con el aspecto de eritema rojo, pruriginoso. A continuación, la lesión tiende a descamarse, formando unas costras amarillentas y agrietadas. También se da en muslos y brazos. A menudo se superponen a la costra Láctea lesiones causadas por la acción de rascarse y por posibles infecciones.

La costra Láctea tiene cuatro fases consecutivas, vinculadas con alteraciones de la epidermis y de la dermis, causadas por el aumento de la permeabilidad capilar.

Empieza con una fase eritematosa, caracterizada por un eritema que se extiende por el cuero cabelludo y el rostro, la segunda fase o vesiculosa caracterizada por finas ampollas que dan a la piel un aspecto granuloso, la siguiente fase o trasudante, aparece un liquido que se coagula formando costras mielosas sobre las lesiones, que son de un color rojo brillante y la ultima fase en la cual se produce la descamación de la piel que se ha ido secando en costras finas.

3.-Dermatología infantil

- Prurito: Sensación particular que provoca la necesidad de rascarse, el prurito puede ser moderado o intenso; este ultimo comporta insomnio e irritabilidad. Podemos encontrar mejoría con el frío o agravación con el calor, mejoría con el calor o agravación con el frío, y sin modalidad térmica clara

- Hiper sudoración: La transpiración es un mecanismo fisiológico de defensa del organismo frente a la elevación de la temperatura; puede ser debida a la elevación de la temperatura ambiente, al hecho de que el niño este demasiado abrigado y al ejercicio muscular pero también a una disfunción del sistema neurovegetativo regulador de la temperatura. En función de su importancia escogeremos uno u otro remedio o bien, por su olor, será percibida como inocua (es el caso más corriente en la época de la pubertad). Eliminaremos deliberadamente los sudores puntuales relacionados con un episodio febril o con una elevación inusual de la temperatura externa. Los sudores pueden ser localizados o difusos, presentar un horario preferencial, unos caracteres particulares o una causa desencadenante.

- Eccema: Afección inflamatoria, aguda o crónica de la piel originada por diversas causas y que se manifiesta por eritema, edema, vesículas, exudación, costras, liquenificación y descamación. Es frecuente fiebre y malestar, ardor y prurito. Puede localizarse en el cuero cabelludo.

- Urticaria: Afección cuyo diagnostico es esencialmente clínico y basado en la existencia de una pápula tipo ortiga, fugaz, móvil, pruriginosa; en relación con la liberación de mediadores: histamina, prostaglandinas, PAF, complemento, leucotrieno, sustancia P. Los signos y síntomas típicos son la dermatitis, de color rojo vivo, con márgenes limpios y enrojecidos y el prurito. Entre las numerosas causas:

- Pueden ser provocadas por venenos de insectos.

- Alergias alimentarias verdaderas, IgE-dependientes, inmediatas o retrasadas. Pueden ser descubiertas por “prick test” o “readioallergosorbent test” (RAST); huevo, pescado, avellanas, leche, apio, marisco, cacahuetes. La curación esperada es al año de vida para la leche, al 50% para los huevos y con la exclusión de por vida del resto de los alimentos anteriores.

- Alergias alimentarias debidas a una liberación no especifica de mediadores a causa del consumo excesivo de sustancias ricas en precursores. Los “prick test” pueden ser positivos y los RAST negativos. El consumo de algunos alimentos debe ser limitado y evitar su asociación: quesos fermentados, embutidos, sobre todo los de embalaje de plástico, clara de huevo, atún, sardinas, salmón, anchoas, sobre todo en conserva, saladas o ahumadas, salsa de tomate, espinacas, plátanos, fresas, cítricos, nuez, avellanas, cacahuetes y cacao.

- UIrticarias físicas debidas a la presión (dermografismo), inmediatas o retardadas o debidas al frío (prueba del cubito de hielo).

- Urticaria medicamentosa debida a los antibióticos, a la aspirina o paracetamol.

- Urticarias infecciosas que indican un foco dental, de los senos nasales o de una lambliasis.

- Urticarias debidas a un pneumo alérgeno.

- Urticarias sistémicas, genéticas o de contacto, aunque son muy raras.

- La interferencia de problemas psicológicos siempre ha de ser tenida en cuenta. No obstante, hay que saber que en el 50% de los casos no podrá encontrarse ningún tipo de etiología debido a lo cual será muy útil realizar un análisis de sangre previo durante el periodo agudo.

- Enfermedades vesiculobullosas: a los saquitos o bolsitas cutáneas formadas por la elevación circunscrita de la epidermis llena de liquido seroso se le llama vesícula. En este tipo de enfermedades encontramos un conjunto relativamente heterogéneo:

- las vesículas de menos de 5 mm.

- las ampollas mas gruesas, presentan un aspecto arrugado si son superficiales y uno mas tenso si son profundas.

- las pústulas con sobre infección,

Normalmente estas lesiones se encuentran sumergidas en placas eritematosas, costras y elementos de edades diferentes.

Algunas de las afecciones más frecuentes dentro de este tipo de enfermedades:

- Genodermatosis: epidermolisis bullosas congénitas, ictiosis bullosas, incontinencia pigmento, acorodermatitis enteropática, pértigo de Hailey-Hailey

- Enfermedades bullosas autoinmunes.

- Lesiones raramente bullosas: mastocitosis, vascularitis denominadas “alérgicas”, lupus diseminado.

- Dermatosis bullosas agudas por necrolisis epidérmica: eritema polimorfo, Stevens-Johnson, Lyell.

De hecho en la mayoría de los casos nos encontraremos frente a:

-lesiones infecciosas:

-impétigo con bullas, pústulas y costras, estima por Pseudomonas, Lyell estafilococico.

-dermatosis virales, vesiculosas más que bullosas: varicela, zona, herpes.

-candidiasis congénitas.

-excepcionalmente, sífilis o erisipela bullosa.

-dermatosis relacionadas con una agresión externa: térmica, mecánica, cáustica, vegetal o animal.

- verrugas: excresencia cutánea, única o múltiple, de forma y tamaño variables, constituida por la hipertrofia de las papilas. La común o vulgar, que aparece con mayor frecuencia en las manos en la infancia y adolescencia es debida a un virus. Pese a que muchas verrugas se curan espontáneamente (entre el 30% y el 50%) parece ser que la homeopatía puede mejorar ese porcentaje de manera notable.

- molluscum contagioso: dermatosis caracterizada por la formación de tubérculos umbilicados, duros, que contienen numerosos cuerpos de inclusión. Es frecuente entre niños de 6 y 12 años, debido a un poxvirus y que se dispersa en el propio niño y puede contagiarse al resto de los hermanos.

- queloides: tumor cutáneo intradérmico que forma un saliente duro, compacto, de color rosa encarnado y superficie lisa. Se observa comúnmente en jóvenes y es mas frecuente en las mujeres.

- dermatosis plantar juvenil: síndrome no excepcional que debe ser diferenciado del pie de atleta, pero que también se ve favorecido por la transpiración plantar; presenta la planta y los dedos de los pies infiltrados, con una piel brillante, como barnizada, a veces con fisuras y excoriaciones dolorosas.

4.- Dermatología en el adulto

- Acné vulgar o juvenil: afección flogística de la piel, en parte genética, que tiene lugar en la pubertad la cual afecta al folículo pilosebáceo y a menudo también al tejido circundante del rostro y de la parte superior de la espalda. El acne aparece con más manifestaciones: espinillas o puntos negros; microquistes o puntos blancos; pápulas rojas, pústulas irritantes, concentración de granos purulentos, costras saniosas.

- Alopecia por áreas, caída o anomalía del cabello.

- Celulitis por causas diversas.

- Herpes simple: la erupción inflamatoria aguda se manifiesta con un grupo de vejigas, distribuidas en tez eritematosa, a lo largo de uno o varios nervios espinales craneales. Las lesiones son dolorosas llegando a ser pustulosas, ulcerosas, hemorrágicas. Dejan unas neuralgias postherpéticas en algunas ocasiones inaguantables.

- Neuralgias postherpes zóster.

- Psoriasis: enfermedad crónica recidivante que afecta a personas de todas las edades. Se caracteriza por lesiones eritematosas y escamosas. Se desconoce su etiología. Es importante el factor genético.

Se aprecias manchas de color rojo vivo, cubiertas por escamas en forma de láminas por escamas en forma de láminas que formas varios estratos, secas, de color blanquecino, sobre piel rugosa y dura. También pueden aparecer manchas puntiformes, lenticulares, en forma de moneda, mapa, figuras, circinada, etc. Es frecuente la marca de Koebner (una manifestación isomorfa eritematoscamosa, localizada en contusiones y heridas por accidente). Las zonas mas afectadas son las caras extensoras de las extremidades, de los codos y de las rodillas, de forma bilateral y simétrica; la región sacra, el cóccix y el cuero cabelludo; existen formas difusas. también afecta a las uñas, que adoptan un tono amarillento, su margen libre se hace mas grueso, se forman surcos transversales o longitudinales, depresiones en la parte superior y distrofias diversas, siendo muy excepcional que afecte al rostro y mucosas.

La psoriasis es una enfermedad emblemática por la multiplicidad de los cuadros clínicos dermatológicos y por sus innumerables caras, a través de las cuales aflora un mal primitivo, profundamente localizado y desconocido, que se remonta a las raíces de la heredabilidad. El tipo de lesión debe ser el punto clave del medicamento homeopático, mas similar a la lesión, sin embargo hay que apoyar su acción con un bioterápico de terreno que cubra la totalidad del espacio biológico, que en si es el medicamento simillinum.

6.-Medicamentos homeopáticos en dermatología.

Entre los numerosos medicamentos de la materia médica homeopática, nueve merecen una especial atención puesto que su prescripción es particularmente frecuente en dermatología. Priorizamos sobre sus aspectos dermatológicos de cada remedio, pero la experiencia demuestra que el conocimiento del resto de su campo de acción es indispensable.

- Arsenicum album: (anhídrido arsenioso, As2O3) sus dermatosis sobrevienen en una piel seca produciendo una descamación fina con prurito ardoroso que mejora con las aplicaciones calientes. La piel generalmente seca, ictiosa, arrugada. Este medicamento es susceptible de tratar las manifestaciones alérgicas e infecciosas, perdidas de sustancias o ciertas proliferaciones epidérmicas.

Tipo sensible: individuo pálido, delgado, débil, preocupado, meticuloso, ordenado, maniaco, de carácter cambiante, alternativamente optimista y pesimista.

Se utiliza en:

  • -eccemas caracterizados por un prurito y dolores ardorosos que mejoran con las aplicaciones calientes. La mejoría con los baños calientes es un signo revelador
  • -urticaria, normalmente consecutiva a la ingestión de alimentos en mal estado, acompañada de prurito ardoroso. El edema de Quincke es frecuente.
  • -furúnculos, abscesos, ántrax, características por su mal olor, carácter hiperálgico y alteración del estado general.
  • -zóster cuando los dolores violentos con quemazón y se calma con aplicaciones calientes.
  • -úlceras cutáneas, normalmente superficiales, de causa séptica o vascular.
  • -arsenicismo crónico que favorece la aparición de epiteliomas sobre todo de tipo espino celular, queratodermis palmoplantares, alteraciones de los cabellos, decoloración y fragilización de las uñas.

- Calcárea carbónica: procedente del calcio de la ostra, posee numerosas indicaciones dermatológicas en patologías del niño; eccemas, supuraciones cutáneas y linfáticas, urticarias, verrugas, costras de leche, sabañones, molusco contagioso, psoriasis palmar, aunque en la practica se muestra fiel como remedio de base en: eccema del lactante, en particular afección de la cara y cabeza, algunas urticarias y el prurigo e infecciones cutáneas como abscesos recurrentes, impétigo y verrugas.

Tipo sensible: bebes hinchados de piel clara y blanda. Vientre grueso al igual que la cabeza que además suele estar cubierta de sudor. Presentan retraso de la dentición y de la marcha. De mayor el individuo será rechoncho, lento, indolente, tímido y fóbico.

- Graphites: carbón mineral casi puro. Sus dermatosis se caracterizan por una supuración melicera y una tendencia a la hiperqueratosis fisurada y a la cicatrización fibrosa.

Tipo sensible: individuo característico es de tipo hipotiroideo, adiposo, Friolero, lento, triste, indeciso, perezoso y emotivo.

Se utiliza en:

  • -eccemas supurantes con formación de costras viscosas típicamente meliceras con tendencia a sobreinfección. Se encuentra a nivel de los pliegues: detrás de las orejas, en las comisuras de los labios, de los ojos, en los pliegues de flexión y a veces en el cuero cabelludo y órganos genitales. El prurito es ardoroso agravado por el calos y los baños y mejorado por el frío a pesar de la sensibilidad general al frío del paciente.
  • -dermatitis vesiculobullosas siempre en estado de supuración y costras meliceras: incluimos el impétigo, ciertos herpes sobreinfectados y algunos zóster.
  • -hiperqueratosis palmoplantar sobre todo de naturaleza eccematosa y aspecto figurado.
  • -las verrugas que rodean las uñas deformadas, dolorosas y agrietadas rompen con facilidad.
  • -cicatrices hipertróficas sobre todo inflamatorias y las dermohipodermatitis esclerosas de las insuficiencias venosas.
  • -erisipela benigna recidivante de la cara o erisipelatoide cuando el origen se centra en el conducto lagrimo nasal.
  • - Lycopodium: indispensable en terapéutica dermatológica.

Se utiliza en:

  • -eccemas atópico caracterizado: topografía cefálica, occipital y retroauricular, lateralidad derecha, tendencia a la sequedad de las erupciones y de la piel en general, etiologías de enfados y humillaciones así como agravaciones del prurito con el calor, con el ejercicio muscular y de 16 a 20.
  • -urticarias por causas psicoafectivas o hepatodigestivas.
  • -prurigos escrofulosos resultantes de una hipersensibilidad alérgica a picaduras de insectos y en particular de los ácaros.
  • -otras dermatosis como: verrugas, condilomas, furúnculos, psoriasis, peladas, ulceras varicosas.

Tipo sensible:

-el niño suele ser enclenque, delgado, pero con abdomen dilatado. Desarrollo mental es precoz y su afectividad aparece muy marcada, es miedoso, afectuoso pero también rabioso y colérico.

-el adulto también poco desarrollado a nivel muscular y abdomen distendido. La piel del rostro es pálida, los parpados morenos, sus ojos vivos y llenos de inteligencia, su mímica aparece alterada por tics que demuestran su hiperactividad y su emotividad.

- Natrum muriaticum: que suele prescribirse en las afecciones crónicas o recidivantes como:

-herpes con topografía labial y etiología actínica o climática.

-urticaria solares o de origen alérgico o no (picaduras de abeja, estrés y el esfuerzo muscular importante).

-eccema con topografía en pliegues y bordes del cuero cabelludo, agravación con el calor y el sol, así como el clima marino; mejoría con los baños mas bien fríos.

-acné con alguna importancia en la seborrea y topografía fronto nasal.

-verrugas en las que las características del individuo son principales y con topografía palmar.

-alopecia temporofrontal.

-prurito dorsal por zonas.

-sudores localizados.

-desprendimientos epidérmicos peri inguinales.

Tipo sensible: suele tratarse de un individuo delgado, sobre todo en la parte superior del cuerpo y a veces con caderas anchas; el aspecto del rostro es oleoso, triste y deprimido. La introversión y la hipersensibilidad son muy marcadas (miedo, en particular a las tormentas y a los ladrones)

- Sepia: indicado especialmente en:

-eccema con topografía en la zona del mentón, a nivel de los pliegues auriculares y retro articulares y a nivel de las partes genitales. Agravación por tiempo frío o humedad, por las mañanas al despertar y por la noche.

-urticaria crónica agravada con el aire fresco

-herpes con topografía perioral y a veces catamenial.

-otras indicaciones menos fiable como verrugas, condilomas, psoriasis fisurada, sudores nocturnos, sudoración fétida axilar, afección de las faneras, descamación de la palma de las manos y cloasma

Tipo sensible: no es absolutamente necesaria cuando están presentes las modalidades, ciertos signos generales y otros puntos de acción del remedio.

-el adulto, frecuentemente del sexo femenino aunque no exclusivamente, es una persona morena con coloración verde oliva y tejidos blandos. Su expresión suele ser triste, siempre reservada y su tono es débil.

-el niño es poco sociable con los demás niños y busca la presencia de los adultos. La introversión ya es manifiesta. Sensible, emotivo, es muy exigente consigo mismo y con los demás.

Revelan una sensación de frío local, de pesadez, accesos de calor que evolucionan de abajo a arriba. No soporta permanecer de pie e inmóvil o de rodillas y muestra necesidad de ejercicio físico al aire libre. Deseo de vinagre, pepinillos y mostaza es significativo. Aversión por la leche y carne.

Síntomas de relajación muscular, insuficiencia y atonía gastrointestinal y hepatovesicular con congestión portal, atonía genitoendocrina con insuficiencia sexual, ovárica, suprarrenal y paroxismos simpaticomiméticos sobre fondo de vagotonía así como síntomas neurasténicos.

- Silicea: ante todo es un medicamento de supuración. Convieneen particular a los individuos frágiles, inmunodeprimidos, con tendencia a las supuraciones crónicas, interminables o recidivantes. La piel del individuo es generalmente seca, pitiriásica, su falta de elasticidad la expone a las grietas y las fisuras y la mas mínima excoriación tiende a la supuración. Las supuraciones están caracterizadas por una reacción térmica fibrosa que proporciona una base indurada a los abscesos, bordes callosos a las ulceras y fístulas y una cierta induración a las adenopatías. El pus es grumoso, fétido y los abscesos drenan mal y tienden a fistulizarse.

Se utiliza en:

-supuraciones: abscesos, furúnculos, ántrax, piodermitis, impétigos y orzuelos que tienden a cronificarse.

-ulceras de etiología variada, sanguinolentas, fétidas, con bordes callosos y con el fondo repleto de pus grumoso.

-las ulceraciones adquieren el aspecto de grietas profundas que se infectan.

-las cicatrices hipertróficas son consecutivas a las llagas sobre infectadas.

-los eccemas y las verrugas localizadas en las articulaciones.

Tiposensible:

-el adulto suele ser un individuo mas bien delgado, friolero, desmineralizado, tímido, que duda de si mismo, pero vivo, ansiosos, movido e irritable.

-el niño presenta una cabeza voluminosa, con la frente cubierta de sudor, los ojos vivos y un tórax estrecho de aspecto raquítico.

- Sulfur: posee una gran amplitud de sus posibilidades terapéuticas y la profundidad de su eficacia. Como condiciones de prescripción podemos citar: prurito, quemazón, así como agravación con el calor y con el agua.

Se utiliza en:

-dermatosis alérgicas: eccemas, urticarias, prurigos, prurito.

-dermatosis infecciosas: acne supurativo, furunculosis, orzuelos de repetición, herpes, zóster.

-dermatosis inflamatorias: con afección del tejido conjuntivo y del sistema circulatorio.

Tipo sensible: gordo o delgado, esta siempre contento, desinhibido, optimista, vive bien, es desordenado y no muy limpio.

- Thuya: indispensable para el dermatólogo, encuentra su indicación mas frecuente en el tratamiento de las verrugas vulgares y los condilomasa.

Se utiliza también en:

-supuraciones: uretritis crónica sobre todo post gonococica; catarros mucupurulentos crónicos, verdes, espesos, rancios; sudores grasos de las manos, de los pies, axilares y particularmente nocturnos; seborrea.

-retención hídrica: tendencia a la gordura.

-alteración de las faneras: cabellos agrietados, partidos; uñas blandas que se doblan.

-erupciones: vesiculosas (herpes, zóster), papulosas (liquen plano), pustulosas (acné, furúnculos, calacios, hidrosadenitis), dermatosis secas (ictiosis, fisuras, psoriasis).

Tipo sensible:

-el niño se desarrolla lentamente y tarda en hablar; sus dientes presentan pronto caries (en el cuello); transpira mucho por la noche pero no especialmente por la cabeza.

-el adulto presenta una tendencia a la obesidad del tronco con infiltración celulítica, sudores axilares, manos frías y húmedas, faneras alteradas. La cara es muy particular, con poros dilatados, irritación de las arrugas perinasales, cuperosis y transpiración del labio superior.

- Otros medicamentos de uso dermatológico frecuente: las descripciones que siguen solo adquirirán importancia con la condición de integrarlas en el carácter general de cada remedio. Serán prioritarios los síntomas mentales y los signos generales con sus modalidades. Los signos locales no tendrán valor si no presentan la sensación y la o las modalidades sin las cuales no adquirirán la categoría de síntomas.

- Pyrogenium: supuraciones de olor fétido (absceso, furúnculos, llagas infectadas) con inicio de estado séptico poco febril pero acompañado de pulso rápido.

- Mercurius solubilis: inflamación sin un gran calor local, después supuración con adenitis que tiende a la supuración, en individuos que presentan sudores abundantes, especialmente por la noche.

- Hepar sulfur: inflamación localizada de tendencia supurativa. El pus presenta un olor de queso viejo. La piel aparece malsana con hipersensibilidad al frío. Absceso o furúnculos que sangran fácilmente.

- Lachesis: coloración azulada, violácea de la lesión cutánea que presenta una supuración fétida y sanguinolenta con hipersensibilidad al tacto.

- Mezereum: erupciones vesiculares ardorosas, pruriginosas, contienen un líquido opalescente y están recubiertas por una costra espesa blanquecina. impétigo, normalmente de la cara y del cuero cabelludo. Eccema

- Sulfur iodatum: dermatosis recidivantes con supuración irritante, con enrojecimiento de la piel y fuerte prurito. Eccemas crónicos, psicosis de la barba, acne punctata de la frente y la espalda.

- Kalium bromatum: eritemas con nódulos subcutáneos indurados. Foliculitis de repetición.

- Tubercullinum residuum: acné tuberoso (espalda, hombros). Cicatrices queloides.

- Apis mellífica: edema de color pálido, ceroso transparente, con dolores ardorosos y punzantes, que se alivian con las aplicaciones frías y que se agravan con el calor. Uñeros y furúnculos iniciales, picaduras de insectos, insolación.

- Pulsatilla: piel cianosada con aspecto de mármol debido a la éxtasis venosa. Sabañones invernales, ulceras varicosas.

- Uritica urens: edema cutáneo punzante y ardoroso con prurito insoportable, agravado por las aplicaciones frías. Urticaria, normalmente por ingestión de moluscos.

- Belladonna: la piel presenta bruscamente una tumefacción roja, caliente, con dolor de carácter pulsátil. Abscesos iniciales.

- Rana bufo: inflamaciones cutáneas localizadas con tendencia a la linfangitis y erupción vesiculopustulosa. Absceso, flemones con linfangitis, inicio de uñeros con irradiación del dolor hacia el brazo.

- Vipera: edema con inflamación venosa y linfangitis de tipo periflebitis. Sensación de estallido que se alivia al elevar el miembro.

- Natrum sulfuricum: presenta una lesión característica con amplias escamas finas y transparentes que dejan ver una piel subyacente roja, brillante y ligeramente fisurada. El prurito se agrava al desvestirse. Es un aspecto de algunas psoriasis y dishidrosis.

- Kalium arsenicosum: erupciones secas, escamosas con prurito intenso agravado por el calor. Figuraciones en los pliegues de flexión (codos, rodillas). Eccema. Psoriasis.

- Arsenicum iodatum: la piel presenta un aspecto de liquinificación con escamas menos finas que las de Arsenicum album. El prurito puede mejorar con el frío.

- Petroleum: piel seca, fisurada, que supura fácilmente. Grietas y fisuras del extremo de los dedos que recrudece en invierno.

- Rhus toxicodendron: pequeñas vesículas de liquido cetrino transparente, sobre una base eritematosa, ardorosa con prurito que se alivia con las aplicaciones muy calientes. Eccema, herpes, zoster, acne rosado.

- Cantharis: gruesas vesículas ardorosas, pruriginosas, mejoradas con las aplicaciones frías. Es el tipo de la quemadura de segundo grado. Eccema de vesículas flictenulares, erupción de tendencia gangrenosa.

- Dulcamara: erupciones supurantes, pruriginosas, agravadas con el agua fría. Localización en los lugares donde la piel es fina (dorso de las manos, cara interna de los muslos).

- Croton tiglium: vesículas de contenido enseguida purulento que se ulceran y se recubren de una costra amarilla con prurito intenso. Localización principal en los órganos genitales.

- Ranunculus bulbosus: vesículas que contienen un líquido hemático que les proporciona una coloración azulada.

- Staphysagria: vesículas de supuración irritante y costras espesas del cuero cabelludo y de la cara. Eccema.

- Antimonium crudum: verrugas corneas y duras, independientemente de sus localizaciones.

- Causticum: verrugas subungueales y periunguenales.

- Nitricum acidum: verrugas dentadas o pediculadas, que sangran fácilmente al tacto o de coloración amarillenta.

Los remedios de terreno favorable a las verrugas pueden ser Thuya, Medorrhinum, Natrum sulfuricum.

-Tratamiento externo: solo puede ser protector o calmante a la espera de la reacción al tratamiento interno. Caléndula en tintura madre, de efecto antiséptico, antálgico y cicatrizante sobre las heridas anfractuosas y desolladas con tendencia a supuración, es la base de las cremas y pomadas sin efectos secundarios, pero solo es un tratamiento fitoterápico sin relación con una similitud definida. No obstante, algunas pomadas son utilizadas según los criterios de similitud local de sus constituyentes como:

-Agaricus: sabañones.

-Castor equi: grietas, especialmente las de los pezones.

-Clematis vitalba: ulceras varicosas.

-Graphites: eccema que supura un exudado que parece miel. Cicatrices queloides.

-Mezereum: impétigo.

7.-Alimentación y ejercicio como ayuda a tratamientos.

Un prestigioso cardiólogo, escribió la frase siguiente, en la cual se dan unas normas que recomiendan también diversas asociaciones médicas americanas con el fin de prevenir la enfermedad: “Para empezar, podemos dar cuatro consejos básicos: vigilar la dieta, actividad física, no fumar y acudir al medico cuando sea necesario”

Son cuatro consejos que, de tan simples, es muy difícil que sean seguidos por los pacientes. Y es una verdadera lastima, ya que el no cumplirlos puede costar la vida antes de tiempo.

En el Organon de la medicina, Hahnemann hace especial énfasis en la alimentación y el ejercicio, con la investigación cuidadosa de los obstáculos de este género que puedan afectar a la curación, recomendando “alimentos y bebidas apropiados y nutritivos y ejercicio activo al aire libre en casi todas las estaciones”.

Teniendo en cuenta la pequeñez de las dosis necesarias y convenientes en el tratamiento homeopático, se comprende fácilmente que durante este debe suprimirse de la dieta y genero de vida del paciente todo lo que tenga alguna acción medicinal, con el fin de que la pequeña dosis no sea dominada, extinguida o perturbada por ningún estimulante medicinal extraño.

En un breve trabajo de 1803, titulado “El café en sus efectos”, Hahnemann ya discurre sobre el tema de que para “vivir sana y largamente, el ser humano necesita alimentos que contengan solo partes medicinales y nutritivas pero no irritantes” y avisa del “abuso continuado de artículos dietéticos medicinales que nos inducen la moda y el ejemplo”. La síntesis de esta publicación esta, como siempre, en el uso y justo medio de los alimentos y bebidas que ingerimos: “Yo venero los poderes medicinales del café cuando se le utiliza medicinalmente en el lugar correcto, como los de cualquier otro medicamento”; incluso define el café como “poción medicinal extraordinariamente salutífera”. Pocos temas despiertan hoy en día tanto interés como la alimentación y el ejercicio.

Respecto a la alimentación, este interés se debe, por una parte a la facilidad para encontrar cualquier alimento en el mercado, incluso fuera de su época habitual de recolección; y por otra al aumento creciente de productos químicos que se hallan en los alimentos, sea para conservarlos, mejorar su aspecto, acelerar su crecimiento, aumentar su producción, combatir las plagas etc., con el consecuente aporte de sustancias químicas indeseables que se ingieren con su consumo y los posibles efectos patológicos en el organismo: de ello deriva el auge de los llamados alimentos ecológicos o biológicos. La agricultura ecológica contempla el cultivo de los campos de forma global, teniendo en cuenta en sus métodos los siguientes puntos:

-Trabajar al máximo en sistemas cerrados, aprovechando los recursos locales con el reciclado de materia orgánica, de las energías renovables de la autosuficiencia.

- Producción suficiente de alimentos de calidad natural, como equilibrio correcto entre los elementos minerales y orgánicos que los constituyen, sin residuos de sustancias químicas ajenas a los ciclos naturales.

- Máxima conservación del equilibrio natural, con la creación de sistemas agrícolas estables y no contaminantes.

- Conservación de los recursos naturales, como la vida silvestre, la tierra cultivable y su fertilidad, el agua, los combustibles fósiles, las especies y variedades autóctonas de plantas cultivadas y animales domésticos.

- No utilización de productos tóxicos ni contaminantes.

- Reducción del transporte y los periodos de almacenamiento, con canales de comercialización que acerquen productores y consumidores y promuevan el consumo de productos locales, frescos y de temporada.

- Dar al ganado las condiciones vitales conforme a sus necesidades fisiológicas y a los principios éticos.

- Conceder al agricultor unos ingresos satisfactorios y gratificantes por su trabajo.

- Potenciar el trabajo agrícola que comprenda los valores humanos, mas allá de las motivaciones económicas que asegure a quien lo ejerza una realización personal y una vida con sentido.

El microbiólogo y fitopatólogo japonés Masanobu Fukuoka se ha cuestionado los métodos y postulados de la agricultura moderna “científica” y ha desarrollado una teoría y practica de la llamada “filosofía verde”, cuya base postula el trabajo de la naturaleza de acuerdo con los principios de la filosofía oriental, que consisten en: no labrar, no emplear fertilizantes, no arrancar las malas hierbas, no utilizar pesticidas, dejar que sea la naturaleza la que haga el trabajo que siempre ha hecho, con una mínima intervención humana para no alterar el equilibrio natural que favorece los procesos vitales; el cultivo a largo plazo, el trabajo biológico de la tierra, la siembra con las bolas de arcilla en las que están incluidas las semillas, la potenciación de los procesos de oxidación-fermentación, el control natural de enfermedades y plagas, la fertilización con abono verde, etc.

El concepto de granja natural como un lugar armonioso formado por bosque, árboles frutales, hortalizas, cereales y toda diversidad de plantas, que sea un reflejo de la armonía que tendríamos que tener en nuestro interior, es un concepto que de hecho no es nuevo: en todas las culturas se ha buscado siempre el paraíso terrenal, el lugar rodeado de naturaleza y desbordante de vida donde las personas se encuentren con la capacidad de desarrollar al máximo sus propias potencialidades y llegar a su plenitud vital. Por otra parte, existe una indiscutible relación entre la exposición a determinadas sustancias industriales presentes en los alimentos y en el medio ambiente y algunas enfermedades especificas.

Un alimento se define como la sustancia que proporciona a los seres vivos energía, materias primas (para sintetizar la materia viva y permitir así el crecimiento y la reposición de la que se ha ido desgastando) y los compuestos químicos indispensables para el buen funcionamiento o regulación de los mecanismos vitales.

En el siglo XX se confirmo científicamente la relación entre la dieta y la salud, que ya era conocida desde la antigüedad. El estudio pionero mas importante demostró la relación entre la salud, la pobreza y el consumo de alimentos: la malnutrición y la enfermedad estaban mas extendidas entre las clases pobres, que tenían menos dinero para adquirir alimentos, que entre las clases mas adineradas, que no solo no pasaban hambre, sino que tenían a su disposición mas variedad de alimentos. Hoy día la relación entre la alimentación y la dieta esta abiertamente reconocida y admitida por toda la comunidad internacional científica, llegándose a reconocer que “las principales causas de muerte y la patología dominante en los países en vías de desarrollo están directamente relacionadas con el consumo de dietas de insuficiente valor calórico y bajo contenido en nutrientes esenciales.

La sobriedad es una de las condiciones esenciales de la buena salud. Comer sobriamente es la manera de conservar el organismo fuerte y resistente. Un exceso de comida que sobrepase las capacidades de asimilación no consigue sino recargar el organismo de productos tóxicos o superfluos que obligaran a esfuerzos de eliminación sin aprovechar al proceso nutritivo, y mas bien dificultándole.

Miles de iniciativas nuevas y alternativas van surgiendo en todo el planeta, y promueven la agricultura ecológica, la defensa de los medios de vida de los pequeños agricultores, la producción de alimentos saludables, seguros y culturalmente diversos, además de una forma de comercio, distribución y de mercado local. Una alimentación sana, limpieza intestinal, alcalinización de la orina y los suplementos de vitaminas y minerales en caso de carencias es un buen método para no solo para tratamientos de enfermedades sino también para la buena conservación del organismo en general.

Para mantener la respuesta hormonal –glucosa, insulina y eicosanoides- dentro de unos limites, los alimentos (hidratos de carbono, proteínas y grasas) deben tomarse en una proporción adecuada ( 40%, 30%, y 30% respectivamente). La cantidad de comida ha de ser la necesaria para cada persona, según sus requerimientos de peso, porcentaje corporal y actividad física.

El ritmo de las comidas ha de ser regular, sin exceder de cinco horas entre las tomas. La base de la pirámide nutritiva es el agua, mientras que en las pirámides clásicas son los hidratos de carbono. Es una dieta hipocalórica, que hace perder peso –y mantener el ideal- a costa de perder la grasa corporal.

En resumen, los puntos más importantes para saber comer son:

-calorías, las justas, ni mas ni menos

-aficiónate a los carbohidratos lentos

-cuidado al escoger las grasas

-en la variedad esta el triunfo

-protégete con vegetales

-límpiate con fibras

-el soporte de tus huesos son los lácteos

Un equipo de la Universidad de Harvard investigo las biografías de diversas personas de edad muy avanzada. Las siete condiciones necesarias para envejecer con éxito, como resultado de su observación, fueron:

-abordaje positivo de los problemas diarios

-actividad física habitual

-beber con moderación

-no fumar

-no tener sobrepeso

-no padecer depresión

-vida familiar estable.

Se consideró que estas siete condiciones deberían ya estar bien establecidas en el quinto decenio de la vida, es decir, a los 50 años, lo que recuerda el aforismo de Confucio, escrito hace mas de dos mil años: “A los 15 años, tuve voluntad de aprender. A los 30, me consolide. A los 40 me abandonaron las incertidumbres. A los 50, adquirí conciencia del mandato del cielo. A los 60, llegue a tener buen oído. A mis 70 puedo ya seguir los deseos de mi corazón sin infringir las normas”.

Hahnemann se refiere como influencias patógenas evitables, a la insuficiencia de movimiento y de ejercicio, a los excesos deportivos o intelectuales, a la necesidad de suficiente ejercicio y un régimen conveniente, además del ya citado ejercicio activo al aire libre y paseos cotidianos. La evolución de nuestro organismo a lo largo de toda su historia ontogénica y filogénica necesita el movimiento para su desarrollo optimo, con el cual se hacen funcionar todos los órganos, aparatos y sistemas corporales en una sinfonía fisiológica y psicológica bien afinada.

En principio, cualquier deporte o ejercicio es bueno, mientras la persona que lo realiza sea consciente y sienta en si misma los beneficios. La sensación de bienestar que conlleva un ejercicio adecuado no esta reservado a unos pocos atletas, sino que se obtiene con un proceso seguido paso a paso y sobre todo con un mantenimiento constante. Las posibilidades de mejoramiento con el ejercicio físico son, pues, innumerables, quizás tantas como personas, sea cual sea su edad y estado corporal, además de no existir una sola y única forma perfecta de realizar un movimiento; la individualidad es aquí importante: al aprender a ser uno mismo, se obtendrá lo mejor de si mismo.

Por el hecho de citar Hahnemann la llamada fuerza y energía vital en numerosos parágrafos del Organon como uno de los postulados de la homeopatía, quiero hacer constar aquí una técnica de la energía que se ha desarrollado en Asia oriental: es el qigong, palabra que incorpora el qi, que significa energía y el gong o trabajo: es por tanto el trabajo de la energía para mejorar la salud, el bienestar y la armonía del cuerpo y la mente.

Los trabajos sobre la energía orgánica, en la década de 1950, fueron pioneros en la medicina occidental, y su desarrollo permite muchos puntos de unión con los de la medicina oriental y la medicina homeopática.

8.-Vitaminas, sales minerales y oligoelementos

La vitamina es una sustancia indispensable para la vida, cuya privación conduce a manifestaciones de carencia, de aparición mas o menos larga según el estado de las reservas del organismo, y que este debe encontrar en sus alimentos. La carencia de alguna vitamina puede desembocar en enfermedades como bien observo el Dr. Eijkmann, el cual relaciono los síntomas del beriberi de algunos enfermos con su alimentación uniforme casi exclusivamente por arroz descascarillado y curo estos síntomas reemplazándolo por arroz integral.

Las vitaminas no aportan ninguna caloría. En esto son diferentes de los nutrientes energéticos que son los prótidos o las proteínas, los lípidos o las grasas, y los glúcidos o hidratos de carbono. Las vitaminas son sustancias de origen orgánico, lo que las distingue de los oligoelementos y de las sales minerales, también necesarias en la alimentación de los organismos vivos.

Se distinguen por ultimo de las hormonas, que también son sustancias orgánicas necesarias para la vida en cantidades muy débiles, pero que pueden ser elaboradas por el organismo, cosa que no sucede con las vitaminas. La vitamina D representa en este sentido una de las únicas vitaminas que se acerca a uno hormona, pues se elabora a nivel de la piel bajo el influjo de los rayos ultravioletas del sol.

Las vitaminas se clasifican en dos grupos: liposolubles o solubles en grasas que son la A,D,E y K, e hidrosolubles o solubles en agua, y por tanto mucho mas susceptibles que las anteriores a ser eliminadas con la cocción de los alimentos que son las del grupo B y la vitamina C.

Las cantidades de vitaminas que se requieren son extremadamente mínimas; se sitúan entre algunos microgramos y algunos miligramos por día.

En los países industrializados son raras las carencias de vitaminas pero si se puede pensar en un déficit vitamínico modesto pero prolongado puede alterar las funciones del organismo, antes de que este presente señales manifiestas de carencia.

En realidad los aportes recomendados de vitaminas son más bien elevados, pues se han fijado con un margen de seguridad importante pero por otra parte, se ha demostrado que la toma cotidiana, por parte de personas con buena salud de medicamentos que contengan todas las vitaminas no tenia verdaderamente beneficio real alguno. La administración de vitaminas como la A y la D en dosis excesivas puede desembocar en posibles intoxicaciones y que este mismo exceso, incluido la vitamina C en mujeres encintas puede implicar problemas en los recién nacidos.

- Vitamina A: necesaria para la formación de los pigmentos visuales de la retina que permiten la adaptación de la visión cuando disminuye la luz. Otro papel esencial, es como factor de crecimiento y renovación de las células de la piel y de las mucosas, y la intervención en la resistencia del organismo a las infecciones con la formación de ciertas hormonas. Las carencias de esta vitamina es muy rara en los países industrializados. La primera señal de carencia de esta es una disminución de la visión en el crepúsculo. Después la evolución sigue con lesiones de la cornea y de la conjuntiva que pueden llegar a la ceguera. Estaslesiones del ojo van asociadas a un retraso del crecimiento y a lesiones de la piel (sequedad y descamación) y de las mucosas, frecuentemente acompañadas por diarrea.

- Vitamina D: o vitamina antirraquítica cuya fuente principal es la que realiza el propio organismo, el cual tiene posibilidad de fabricarla a nivel de la piel (a partir de los elementos aportados por la alimentación en cantidades importantes), pero únicamente si la exposición al sol es suficiente. La vitamina D juega un papel esencial en la absorción del calcio a nivel del intestino, y necesaria para la fijación de este calcio en los huesos. Su carencia conduce al raquitismo en los niños, caracterizado por deformaciones del esqueleto, retraso y problemas de la dentición, fracturas espontáneas, y una interrupción del crecimiento en los casos graves y a su equivalente, llamado osteomalacia, en los adultos.

- Vitamina K: antihemorrágica, filoquinona, o fitomenadiona, es necesaria parala coagulación de la sangre. La aportan algunos alimentos vegetales y harinas de pescados, pero normalmente la producen las bacterias intestinales (salvo en el recién nacido, cuyo intestino es estéril al principio)

- Vitamina E: tiene un papel general de antioxidante. Actúa al nivel de los glóbulos rojos evitando su excesiva fragilidad y su destrucción, al nivel de las plaquetas sanguíneas evitando su agregación excesiva y también al nivel de diversas enzimas. A dosis elevadas tiene una acción sobre el colesterol: aumenta el colesterol bueno y disminuye el colesterol malo. En los recién nacidos, particularmente los prematuros, la carencia de esta vitamina puede implicar una anemia debida a una fragilidad excesiva de los glóbulos rojos (anemia hemolítica)

- Vitamina B1: indispensable para el metabolismo normal de los glúcidos o hidratos de carbono. Necesaria para la formación de una enzima que permite la degradacióny la asimilación de los glúcidos y juega un papel importante en el funcionamiento del sistema nervioso. Las deficiencias menores de esta vitamina se traduce en síntomas de aparición insidiosa, que comportan fatiga, pérdida de apetito, adelgazamiento, irritabilidad, insomnio, sensaciones de pesadez y de rigidez en las piernas. Las deficiencias profundas de vitamina B1 en la forma neurológica, precedida por los síntomas descritos anteriormente conduce a una polineuritis, ataque neuromuscular que se inicia a nivel de las piernas. En ciertos casos, especialmente con los alcohólicos pueden observarse problemas psíquicos muy graves, pudiendo ser estos irreversibles. La forma principal de carencia de esta vitamina es el beriberi, que es debido básicamente al consumo casi único y prolongado de arroz blanco. Otra forma particular implica insuficiencia cardiaca y otras se traducen en edemas generalizados.

- Vitamina B2: indispensable para la acción de numerosas enzimas, y tiene un papel en la degradación y utilización de ciertos nutrientes destinados a producir la energía necesaria para el funcionamiento de las células del organismo. La carencia de esta vitamina se traduce en lesiones de la piel, de las mucosas, y de los ojos: labios lisos, muy rojos, brillantes, secos, agrietados, lengua roja o negruzca, dermatitis seborreica de la cara, lagrimeo y vascularización excesiva de las conjuntivas, hipersensibilidad a la luz

- Vitamina B3: es precursora de dos enzimas necesarias para el metabolismo de las proteínas, de las grasas y de los hidratos de carbono. La carencia de esta vitamina implica la pelagra que hoy en día afecta a ciertas poblaciones de África y del subcontinente indio que se alimentan de manera casi exclusiva de sorgo o de mijo. La pelagra se traduce en problemas cutáneos, después digestivos y psíquicos: rojeces y comezón en las partes de la piel expuestas al sol, posterior aparición de vesículas, descamación y pigmentación oscura, diarrea con inflamación crónica de las mucosas digestivas, insomnio, dolor de cabeza, depresión, confusión mental, que puede evolucionar hasta una verdadera demencia con delirio y alucinaciones.

- Vitamina B5: constituyente esencial de la coenzima A, que interviene en el metabolismo de los tres principales nutrientes (proteínas, grasas e hidratos de carbono). Esta presente en prácticamente todos los alimentos, tanto de origen vegetal como animal, lo que hace que no existan carencias de esta.

- Vitamina B6: indispensable para la acción de numerosas enzimas que intervienen en el metabolismo de las proteínas y de los aminoácidos, especialmente en el del triptófano, lo cual explica que sus necesidades aumenten en función de la cantidad de proteínas consumidas. La carencia de esta vitamina se traducen en anemia, problemas cutáneos (dermatitis de la cara con seborrea) y neurológicos (convulsiones)

- Vitamina B8: juega un papel muy importante como coenzima de toda una serie de enzimas (carboxilasas) que intervienen en el metabolismo de los hidratos de carbono, las grasas y los aminoácidos. Los estados de carencia se traducen en problemas digestivos (perdida de apetito, vómitos), problemas cutáneos (caída del cabello, dermatitis periorificial), problemas neurológicos (ataxia, convulsiones, retraso psicomotor) y accesos de acidosis metabólica.

- Vitamina B9: tiene un papel fundamental sobre el crecimiento y la división de las células, y su carencia afecta particularmente a las células de renovación rápida como las de la sangre. Uno de los signos principal de carencia de esta vitamina es la anemia, así como fatiga, problemas de sueño, irritabilidad, y diversos problemas neurológicos y psíquicos.

- Vitamina B12: interviene como coenzima en diversas reacciones metabólicas y que, sobre todo, tiene un papel primordial en la maduración de los glóbulos rojos y en el mantenimiento de la integridad del sistema nervioso. La carencia de esta se traduce en señales de instalación progresiva, en el curso de varios meses, con perdida de apetito, anemia, dolores en la lengua que se vuelve lisa, un ataque neurológico que se inicia en las piernas (sensación anormales y posterior disminución de la sensibilidad) y que puede extenderse al abdomen, mas raramente los antebrazos, problemas de memoria, irritabilidad y estado depresivo.

- Vitamina C: indispensable para el hombre, primates y otras especies animales, no puede producirla el organismo y su carencia provoca, escorbuto que se traduce en fatiga, hemorragias a nivel de la piel y de las encías, inflamación de las encías, pápulas alrededor de los orificios de los pelos, y cuya evolución puede llegar hasta hemorragias mortales. En los niños las hemorragias cutáneas están más extendidas y pueden existir hemorragias óseas. Juega un papel extremadamente importante en el funcionamiento normal del organismo. Necesaria para las reacciones de oxidación y juega un papel esencial en el metabolismo del colágeno, catecolaminas, prostaglandinas, hormonas de las glándulas suprarrenales, carnitina, histamina, fenilalanina, prolina, tirosina, hierro, en la destrucción de los radicales libres oxigenados, en la producción de anticuerpos, así como en la protección de la pared de los vasos del organismo.

- Vitamina B4: es un factor de crecimiento para ciertos animales como el pollo de ahí su nombre de “vitamina”. Sin embargo no se la considera como una vitamina para el hombre. Es un constituyente del adenosin trifosfato o ATP molécula que tiene un papel esencial en la producción de la energía necesaria para el funcionamiento celular. Se la utiliza en medicina por el efecto benéfico que tendrá al aumentar el número de glóbulos blancos.

- Vitamina B7: constituyente de las células muy extendido en el reino animal y en el reino vegetal. Ha sido asimilada con las vitaminas del grupo B porque es un factor de crecimiento de las levaduras. No se la considera como una vitamina para el hombre.

- Vitamina B10: considerada como vitamina porque es un factor de crecimiento de los microorganismos. No se la considera como una vitamina para el hombre. Se la emplea, especialmente, por la acción protectora que tiene contra los efectos nocivos del sol.

- Vitamina B11: no es una vitamina para el hombre. Sirve como cofactor a una enzima necesaria para la producción de energía por los músculos, en esfuerzos musculares prolongados. Se utiliza en estados de desnutrición y delgadez por su efecto estimulante sobre el apetito.

- Vitamina B15: no esta actualmente reconocida como vitamina. Se utiliza por los deportistas de los países del Este, para favorecer la recuperación después del esfuerzo, aun cuando este efecto sea ilusorio

- El acido lipóico: factor necesario para la acción de ciertas enzimas (deshidrogenadas). Las necesidades del organismo de esta y su metabolismo no se conocen lo suficiente, pero existe una afección genética excepcional (déficit en dihidrolipoil-deshidrogenasa) que ha podido ser mejorada por medio de la administración de acido lipóico en dosis elevadas.

- Vitamina F: ciertos ácidos grasos como el acido linoléico, del acido linoléico y el acido araquidónico que tienen un papel fisiológico muy importante y sus efectos extremadamente importantes y beneficiosos para la salud sobre la evaluación del colesterol bueno y la disminución del colesterol malo. Pero a pesar de ello es abusivo llamarla vitamina ya que aportan calorías, del mismo modo que las otras grasas alimentarias.

- Vitamina P o C2: este término se utiliza para un grupo de sustancias que tienen una acción tónica sobre la pared de los vasos, en particular sobre los capilares y actúan en sinergia con la vitamina C.

Las sales minerales y los oligoelementos son la base principal para la formación de huesos y tejidos y tienen un origen mineral. No hay diferencia bien establecida entre las sales minerales y los oligoelementos, a no ser por su contenido en el cuerpo.

Las sales minerales existen en cantidades relativamente elevadas y son: el calcio, sodio, magnesio, fósforo y el potasio, así como por el contrario los oligoelementos están presentes en muy pequeñas cantidades e incluso alguno de ellos solamente como vestigios y son: el hierro, cinc, flúor, cobre, yodo, manganeso, cobalto, selenio, el vanadio, el molibdeno y el cromo. Al contrario que los nutrientes productores de energía, las sales minerales y los oligoelementos no aportan caloría alguna.

- Calcio: constituyente esencial de los huesos y de los dientes, interviene en la permeabilidad de las células, en el funcionamiento de los nervios, de los músculos, del corazón, en la coagulación de la sangre, así como otras funciones en unión del sodio, potasio y magnesio. Constituyente esencial de los huesos y de los dientes, interviene en la permeabilidad de las células, en el funcionamiento de los nervios de los músculos, del corazón, en la coagulación de la sangre. Las deficiencias de calcio pueden implicar problemas neuro musculares y a la larga, problemas a nivel de la piel, de los dientes, faneros, del cristalino, de los huesos (osteomalacia en el adulto, raquitismo en el niño)

- Fósforo: tiene un papel plástico, ya que constituye, en combinación con el calcio, la trama mineral de los huesos. No suele haber carencias al ser muy abundante en los alimentos.

- Magnesio: tiene un papel muy importante en el funcionamiento normal de las células, la transmisión de los impulsos nerviosos, la contracción de los músculos, la formación de anticuerpos, la acción de numerosas enzimas, y su carencia puede producir disminución de crecimiento, alteraciones en la piel, diarreas rebeldes, fatiga, calambres, ansiedad, hiperemotividad, dolores musculares, palpitaciones, o crisis de tetania sin hipocalcemia. El exceso de magnesio se traduce en un descenso de la tensión arterial, nauseas, somnolencia y problemas cardiacos.

- Potasio: tiene un papel esencial en la permeabilidad de la membrana de las células del organismo, en la utilización de las proteínas y de los glúcidos, en la excitabilidad neuro muscular, en el funcionamiento del corazón.

- Sodio: es el elemento mineral preponderante en la sangre y en los líquidos extracelulares del cuerpo. Se utiliza principalmente en la formación del cartílago y del músculo. Tiene un papel extremadamente importante en el mantenimiento del equilibrio entre los diversos líquidos del organismo, en la hidratación de las células, en el mantenimiento del equilibrio acido-básico, en la excitabilidad normal de los músculos. La carencia de sodio, implica (si se conserva el aporte de agua) una hidratación excesiva de las células y una deshidratación de los líquidos extracelulares, no es posible más que en circunstancias anormales: diarrea, vómitos, transpiración excesiva, insuficiencia suprarrenal aguda, nefritis crónicas, prescripción de un régimen estrictamente sin sal con diuréticos. Una alimentación demasiado rica en sodio favorece la hipertensión arterial en las personas predispuestas a esta enfermedad.

- Hierro: juega un papel esencial en el transporte del oxigeno desde los pulmones hacia todos los otros órganos, en la constitución de la hemoglobina, mioglobina de los músculos y de numerosas enzimas que intervienen en los procesos de oxidación. La carencia de este implica una anemia, con palidez, fatiga, palpitaciones y descenso del hierro seroso.

- Yodo: interviene en la composición de la glándula tiroides y en la formación de las hormonas tiroideas, las cuales controlan numerosas funciones en el organismo, sobre todo el metabolismo de las grasas y del agua. La carencia crónica de aporte alimentario en yodo se traduce en una disminución de la producción de hormonas por la glándula tiroides, que aumenta entonces de volumen: es el bocio por carencia yodada o bocio endémico, que puede prevenirse por medio del empleo de sal yodada. Si esta carencia sobreviene muy pronto en la vida, el niño puede verse afectado por debilidad mental.

- Cinc: indispensable para el organismo, pues entra en la constitución de numerosas enzimas, e interviene en la síntesis de las proteínas. Protege el ARN y el ADN, dos ácidos nucleicos que son nuestro capital genético. El consumo de alimentos ricos en ácido fítico con el cual se han descrito carencias de cinc se traducen en retraso del crecimiento, y a veces incluso enanismo, retraso del desarrollo sexual y problemas cutáneos.

- Cobre: permite junto con el hierro, la formación de la hemoglobina e interviene en la síntesis de varias proteínas (colágeno y elastina) y en la pigmentación de la piel y los cabellos. Esencial para la utilización de la vitamina C y potencia la acción de los antibióticos. La carencia de cobre no existe en el adulto y en el niño, salvo en el caso muy particular de una nutrición realizada exclusivamente por vía inyectable. Estas carencias se traducen en anemia (y mas raramente en diarrea, y disminución del numero de glóbulos blancos).

- Selenio: constituyente esencial de una enzima (glutation peroxidasa que tiene un papel importante como antioxidante. Actúa en sinergia con la vitamina E. es fundamental para la conservación de unas condiciones de salud optimas. Los papeles del selenio y las causas y consecuencias de su carencia todavía mal conocidos, y están pendientes de estudios mas completos.

- Flúor: constituyente esencial del esqueleto y del esmalte de los dientes. La carencia de este puede producir: caries dental, raquitismo, cifosis, esguinces repetidos, insuficiencias dorsales dolorosas, osteoporosis, enfermedad de Pager, retraso en la consolidación de fracturas, artrosis osteoporóticas. El exceso de flúor tiene aproximadamente las mismas consecuencias patológicas.

- Manganeso: necesario para la acción de cierto numero de enzimas, por lo que su carencia produce serios trastornos. Su falta provoca esterilidad en ambos sexos.

- Vanadio: oligoelemento metálico cuyo papel fisiológico no se conoce muy bien.

- Otros oligoelementos: en el organismo existen otros numerosos elementos inorgánicos en estado de vestigios, y algunos de ellos tienen un papel indiscutible como el cobalto, que es un constituyente de la vitamina B12, el molibdeno, que es un constituyente de una enzima (xantina oxidasa) y del cromo, que seria un cofactor de la insulina.

Es difícil demostrar que un oligoelemento es indispensable, pues aunque algunos se ha comprobado en animales en condiciones experimentales, no ha sido así en el hombre (níquel, estaño, silicio).

Otros elementos inorgánicos son probablemente contaminantes del medio ambiente: tales como el aluminio, el arsénico, el boro, el cadmio, el mercurio y el plomo. Estos dos últimos son, además, extremadamente tóxicos.

9.-Fitoterapia y aromaterapia como aliados a la homeopatía

Casi todos los grandes remedios farmacológicos están obtenidos del reino vegetal. Y las propiedades medicinales de las plantas se deben a ciertas sustancias químicas que se llaman principios activos que pueden ser esencias, ácidos, resinas, grasas, mucílagos, y principalmente alcaloides y glucósidos.

Las plantas pueden ser preparadas de tres maneras distintas: cocimiento, infusión y maceración.

Las ultimas décadas han traído consigo un creciente interés por la medicina alternativa y el empleo de productos naturales como las plantas y los aceites esenciales.

La práctica de la aromaterapia puede considerarse como una parte de un ámbito más amplio que es el de la fitoterapia, puesto que el aceite esencial es solo una de las muchas formas en que una planta puede prepararse como remedio. Como todos los aceites esenciales derivan directamente de las plantas puede sernos útil enmarcarlos en un contexto botánico. De alguna forma el uso de los aceites aromáticos con fines terapéuticos se beneficia del hecho de estar encuadrados dentro del mundo de las plantas medicinales, no solo porque nos ofrece una nueva visión de sus características sino también porque ambas formas terapéuticas son complementarias.

Si bien la mayoría de las plantas que producen aceite esencial también se utilizan en fitoterapia, es importante distinguir entre las propiedades terapéuticas de un aceite determinado y las de la planta. En fitoterapia el efecto de una planta suele verse mejorado al combinarla con otras. Lo mismo ocurre en aromaterapia

Al igual que en la homeopatía, en fitoterapia interesa llegar al fondo de la enfermedad, a las causas que originaron aquel desequilibrio que ha producido tal o cual síntoma, así, la intencionalidad de muchos fitoterapeutas va dirigida a reequilibrar desviaciones metabólicas o a estimular las reacciones inmunológicas de autodefensa.

En algunos aspectos de la palabra aromaterapia puede resultar engañosa porque sugiere que se trata de una herramienta curativa que funciona exclusivamente a través del sentido del olfato y sobre las emociones. No se trata solo de esto, porque además de su olor, cada aceite posee una combinación propia de constituyentes que interactúa directamente con la química corporal, lo cual afecta, a su vez, a determinados órganos en su conjunto.

Por consiguiente es importante reconocer que los aceites esenciales tienen tres tipos diferentes de acción en relación a como interrelacionan con el cuerpo humano: farmacológica, fisiológica y psicológica. El efecto farmacológico esta relacionado con los cambios químicos que tienen lugar cuando un aceite esencial penetra en el flujo sanguíneo y reacciona con las hormonas y enzimas, etc.; el efecto fisiológico se relaciona con la manera en que un aceite esencial afecta al sistema corporal, ya sea sedándolo o estimulándolo, etc.; el efecto psicológico tiene lugar cuando una esencia es inhalada y el individuo responde a su olor.

En los primeros dos aspectos, la aromaterapia tiene mucho en común con la tradición de la fitoterapia- en otras palabras, no es únicamente el aroma lo importante, sino también la interacción química entre los aceites y el organismo y los cambios físicos que ello ocasiona.

Personalmente,opino que la utilización o combinación de una terapia natural con otra, por ejemplo, homeopatía con fitoterapia y aromaterapia, se traduce en una potenciación curativa a todos los niveles.

9.1.-Plantas y aplicaciones relacionadas con dermatología.

–Abedul: estimula el cuero cabelludo; combate la caspa y la caída del cabello.

–Acedera: combate tanto enfermedades de la piel como el estreñimiento.

–Agrimonia: es una planta cicatrizante. Es eficaz en afecciones de garganta, boca y heridas en general.

–Ajo: se emplea para combatir sabañones y verrugas.

–Alcachofera: se utiliza en alteraciones hepato-biliares como ictericias.

–Albolva: alivia y combate las grietas de las manos y los labios.

–Alfalfa: efecto rejuvenecedor y anti degenerativo.

–Árnica: en uso externo para contusiones, hematomas, neuralgias, reumatismos, tendinitis, estomatitis y amigdalitis.

–Avena: estimula el metabolismo dérmico y fortalece el tejido conjuntivo. Combate los eczemas, diarrea, indigestión, los trastornos, hepáticos y vesiculares, la neuralgia y el reuma.

–Bardana: estimula el crecimiento del cabello. Combate el reumatismo, la seborrea, las ulceras, la caspa, las enfermedades de la piel y cauteriza las heridas.

–Belladona: combate las enfermedades del ojo, el cólico biliar, el sudor excesivo, la ulcera péptica, el mal de Parkinson, el asma y los cálculos renales.

–Berro acuático: combate el reumatismo cónico, los cálculos renales vesiculares, los trastornos metabólicos y las manchas de la piel.

–Borraja: se ha utilizado para prevenir la formación de arrugas y para que la piel mejore en suavidad y firmeza, así como para mejorar el estado de las estrías y refuerzo de uñas quebradizas y frágiles.

–Caléndula: combate los golpes, las contusiones, las heridas de cicatrización lenta, ulceras, indigestión, las enfermedades de la piel y los dolores producidos por los cálculos biliares.

–Carlina angélica: combate los trastornos urinarios y cicatriza las heridas.

–Celidonia mayor: combate la inflamación de la vesícula biliar, cálculos biliares, los trastornos gástricos y las verrugas.

–Clemátide: combate la supuración, las fístulas y las quemaduras.

–Col: combate las ulceras pépticas, los dolores reumáticos y cicatriza las heridas.

–Consuelda: se utiliza sobre todo en uso externo para heridas, ulceras variciosas, quemaduras, fracturas, tendinitis, etc.

–Cola de caballo: es remineralizante, combate la caída del cabello y las uñas quebradizas. Es diurético y digestivo. Estimula la síntesis del colágeno contenido en los tejidos óseos y conjuntivos.

–Diente de león: se utiliza en casos de insuficiencia y congestión hepatobiliar, como preventivo de las litiasis biliares, digestiones lentas, estreñimiento, oliguria, reumatismos, gota, obesidad, arteriosclerosis y enfermedades de le piel como: acne, eccemas, furunculosis, herpes, etc.

–Dulcamara: combate el eczema crónico, la psoriasis, el reumatismo y el prurito crónico.

–Efedra: combate el asma bronquial, la bronquitis, la fiebre del heno, la urticaria, la insuficiencia circulatoria, la hipotensión y las enfermedades oculares.

–Endrino: combate el estreñimiento, los trastornos de riñón y vejiga y las enfermedades de la piel.

–Equinácea: llamada antibiótico vegetal; estimula el sistema inmunitario, tanto en la prevención como en tratamiento de infecciones respiratorias agudas o crónicas, gripes, catarros, infecciones respiratorias agudas o crónicas, gripes, catarros, infecciones gastrointestinales, otitis, alergias, inflamaciones articulares, infecciones bucales, infecciones renales, convalecencias, en alteraciones de la piel (dermatosis, eczemas secos y liquenificados, psoriasis, etc.…), heridas, quemaduras, herpes labial, ulceras varicosas, vaginitis por cándida Albicans, en tratamientos de irradiación, quimioterapia, etc.

–Equiseto menor: combate los sabañones, los dolores reumáticos, las enfermedades de la piel, los trastornos circulatorios, las afecciones de vejiga y riñones, la hidropesía y es cicatrizante.

–Escrofularia: combate las enfermedades crónicas de la piel, especialmente el eczema facial.

–Espirulina: se utiliza en retrasos del crecimiento, preparación de exámenes, alteraciones de memoria, agotamiento físico e intelectual, stress, como complemento en regimenes de adelgazamiento estrictos, desnutrición, convalecencias, como regenerante de la piel.

–Espliego o Lavanda: en uso externo se utiliza en dermatosis, infecciones cutáneas benignas, heridas, dolores reumáticos, distonías neurovegetativas.

–Eupatorio: combate los constipados, las enfermedades de la piel, el trastorno hepático y la hidropesía

–Fitolaca: combate los estreñimientos, el reumatismo y las enfermedades de la piel.

–Fumaria: combate los cólicos biliares, el estreñimiento, la jaqueca y las enfermedades de la piel.

–Galeopside: estimula el metabolismo de la piel, es astringente y mucolítico.

–Galio: combate las afecciones de la vejiga y de la piel, así como la hidropesía.

–Graciola: combate la gota, las enfermedades de la piel, los trastornos menstruales, la hidropesía y el estreñimiento.

–Grama del norte: combate los trastornos vesiculares, las enfermedades de la piel, el reumatismo y la indigestión.

–Grama roja: combate las enfermedades de la piel y el artritismo.

–Guayaco: combate los trastornos renales y vesiculares, la gota, el reumatismo y las enfermedades de la piel.

–Herniaria: combate los trastornos de riñón y vejiga y psoriasis.

–Hierba de San Roberto: combate las inflamaciones bucales y laringíticas, las diarreas, las enfermedades de la piel y las epistaxis.

–Kava-Kava: combate las enfermedades de la piel, insomnio, inquietud nerviosa y malestares de la vejiga.

–Laurel: combate la anorexia, los desordenes digestivos, enfermedades de la piel, malestares reumáticos.

–Levadura: su suplementacion en la alimentación resulta de interés para la piel, cabellos frágiles y uñas quebradizas, así como en caso de cansancio, debido a su riqueza en vitamina B, sales minerales y aminoácidos.

–Lino: combate el herpes zoster, ronquera, los furúnculos, los cálculos biliares y la psoriasis.

–Malva común: combate la bronquitis, las inflamaciones bucales y de garganta, la laringitis, los eczemas y la indigestión.

–Manzanilla amarga: en uso externo se utiliza en conjuntivitis, heridas, llagas.

–Manzanilla dulce: en uso externo es cicatrizante de la piel, como loción capilar, estomatitis, glositis, conjuntivitis, blefaritis, eczemas, heridas, contusiones, vaginitis etc.

–Marrubio común: cicatriza las heridas, cura la bronquitis crónica y las enfermedades de la vesícula biliar.

–Nogal: combate los eczemas, la blefaritis y la indigestión.

–Olmo: combate la diarrea, las hemorroides, los eczemas, la inflamación de la boca, la garganta irritada y las heridas de lenta cicatrización.

–Ortiga blanca: combate los trastornos vesiculares, contusiones epidérmicas; heridas, llagas, ulceras, quemaduras.

–Ortiga mayor y menor: combate el reumatismo, el lumbago, la caída del cabello la hidropesía, las afecciones vesiculares y las enfermedades cutáneas.

–Pensamiento: cura los eczemas, acne juvenil, impétigo.

–Podofilo: combate las enfermedades de vesícula biliar, el estreñimiento y el cáncer de piel

–Propoleo: producto apícola con infinidad de indicaciones como: afecciones respiratorias, bucales, digestivas, ginecológicas, urinarias, tiroideas, circulatorias, neuro psíquicas, oculares, como estimulante de defensas y en afecciones dermatológicas como: eczemas cónicos, reurodermitis, ulceras tróficas de la pierna, piodermitis profundas (furúnculos, foliculitis, hidroadenitis), quemaduras, para favorecer la cicatrización, heridas, actinomicosis, moniliasis e inpértigo de los lactantes (hongos).

–Roble: combate los eczemas, el sudor de los pies, los sabañones, las hemorroides, la diarrea, las hemorragias de las encías y la indigestión.

–Sanguinaria del Canadá: combate la bronquitis, y las enfermedades de la piel.

–Sanicula: antiinflamatoria, expectorante y cicatriza las heridas.

–Saponaria: combate la bronquitis, la tos y las enfermedades de la piel.

–Sasafrás: combate las alteraciones de la piel y el reumatismo.

–Sauco: indicada en afecciones respiratorias y reumatismo, en uso externo se utiliza en inflamaciones, quemaduras, eczemas, afecciones oculares etc.

–Sofora: combate las enfermedades venosas y las hemorragias capilares.

–Sombrerera: combate la bronquitis, la inflamación de las vías urinarias, los trastornos biliares y hepáticos, las afecciones de la piel y los trastornos menstruales.

–Trillium: combate las afecciones de la piel, los trastornos menstruales y es cauterizante.

–Tusílago: combate la tos crónica, la bronquitis, el catarro de las vías respiratorias superiores y las inflamaciones de la piel.

–Vara de oro: combate la inflamación vesicular, los cálculos y la arenillas renales y cicatriza las heridas.

–Vulneraria: combate los dolores gástricos, las lesiones y es cicatrizante.

–Zarzaparrilla: combate el reumatismo y las afecciones de la piel.

Para un tratamiento para alguna afección de la piel no solo nos serviremos de este pequeño resumen, debido a que para una prescripción individualizada serán necesario todas y cada una de las plantas existentes, que aunque no tengan usos directos para estas enfermedades, puede que si sirva para alguno de los síntomas de la afección.

Ya dijimos anteriormente que la combinación de plantas potencia el tratamiento, atacando a la vez a la enfermedad por varios frentes.

9.2.-Aceites esenciales y aplicaciones relacionadas con dermatología

–Abeto balsámico: quemaduras, cortes, hemorroides y heridas.

–Mimosa: para pieles grasas, sensibles y cuidados generales de la piel.

–Aromo: para pieles secas y sensibles, perfume.

–Milenrama: para acne, quemaduras, cortes, eczemas, estimula el crecimiento del cabello, inflamaciones, erupciones cutáneas, cicatrices, tonifica la piel, venas varicosas y heridas.

–Angélica: para piel mate o congestionada, enfermedades irritativas, y psoriasis.

–Aniba rosaeodora: para acne, dermatitis, cicatrices, heridas, arrugas y cuidados generales de la piel; pieles sensibles, secas, apagadas y pieles mixtas.

–Abedul: para dermatitis, pieles deslustradas o congestionadas, eczema, cabello y psoriasis.

–Incienso: para manchas, pieles de complexión seca o envejecida, cicatrices, heridas y arrugas.

–Elemi mexicano: para acne, cortes, dermatitis y heridas.

–Caléndula: para quemaduras, cortes, eczemas, pieles grasas, inflamaciones, picaduras, sarpullidos y heridas.

–Cananga: para picaduras de insectos, dermatología en general y perfume.

–Ylang Ylang: para acné, crecimiento y aclarado del cabello, picaduras de insectos, irritación cutánea y pieles grasas, cuidados generales de la piel.

–Elemi de Manila: para pieles envejecidas, cortes y heridas infectadas, inflamaciones, rejuvenecimiento, y arrugas.

–Cedro del atlas: para acne, caspa, dermatitis, eczema, infecciones fúngicas, pieles grasas, caída del cabello, erupciones cutáneas y ulceras.

–Manzanilla romana: para acne, alergias, furúnculos, quemaduras, cortes, sabañones, dermatitis, dolor de oídos, eczema, cuidados del cabello, sarpullidos, inflamaciones, picaduras de insectos, pieles sensibles, dolores de dentición, de muelas y heridas.

–Alcanfor blanco: para acne, inflamación, pieles grasas, granos, protección contra insectos

–Canela: para piojos, sarna, dientes y encías, verrugas y picaduras de avispa.

–Jara: para pieles envejecidas, y arrugas.

–Lima: para acne, anemia, uñas quebradizas, furúnculos, sabañones, callos, cortes, pieles grasas, herpes, picaduras de insectos, ulceras bucales, granos, venas varicosas y verrugas.

–Azahar: para cicatrices, estrías, pieles envejecidas y sensibles, arrugas, varicosidades y tonifica el cutis.

–Petitgrain: para acné, transpiración excesiva, piel y cabellos grasos, tonificante.

–Bergamota: acne, furúnculos, herpes, eczema, repelente contra insectos, picaduras, cutis graso, psoriasis, sarna, granos, ulceras varicosas y heridas.

–Mandarina: para acne, pieles congestionadas y pieles grasas, cicatrices, granos, estrías y tonificante.

–Naranja dulce: para una tez mortecina y pieles grasas, ulceras bucales.

–Pomelo: para acne, piel congestionada y grase, estimula el crecimiento capilar, tonifica la piel y los tejidos.

–Mirra y Opopanax: para pie de atleta, pieles agrietadas y estriadas, eczema, pieles maduras, tiña, heridas y arrugas.

–Ciprés: para hemorroides, pieles grasas y sobre hidratadas, transpiración excesiva, repelente contra insectos, piorrea, venas varicosas y heridas.

–Lemongras: para acné, pie de atleta, abre los poros, transpiración excesiva, repelente de insectos, sarna, tónico.

–Palmarosa: para acné, dermatitis e infecciones menores de la piel, cicatrices, llagas, arrugas; valido para todo tipo de tratamientos cutáneos: faciales, de las manos, pies, cuello y labios (hidrata la piel, estimula la regeneración celular y regula la producción sebácea)

–Cintronela: transpiración excesiva, pieles grasas, repelente de insectos.

–Zanahoria: para dermatitis, eczema, psoriasis, erupciones cutáneas, revitalizantes y tonificantes, pieles maduras, arrugas.

–Borneol: para cortes, contusiones y repelente contra insectos.

–Eucalipto de limón, dives y común: incompatible con los tratamientos homeopáticos. Para cortes, pie de atleta y otras infecciones fúngicas, caspa, herpes, repelente de insectos, costras, llagas y heridas.

–Galbano: para abscesos, acne, furúnculos, cortes, cura de tejido cicatrizado, inflamaciones, tonifica la piel, pieles envejecidas, arrugas, heridas

–Hinojo dulce: para contusiones, pieles deslustradas, grasas y envejecidas.

–Siempreviva: para abscesos, acne, enfermedades alérgicas, furúnculos, quemaduras, cortes, dermatitis, eczema, inflamación, granos, heridas.

–Lúpulo: para dermatitis, erupciones cutáneas, pieles ásperas, ulceras.

–Hisopo: para contusiones, cortes, heridas, dermatitis, eczema e inflamaciones.

–Jazmín: pieles secas, grasas, irritadas y sensibles.

–Enebro mexicano: para acne, caspa, eczema, cabellos grasos, repelente contra insectos, pieles grasas y psoriasis.

–Enebro: para acne, dermatitis, eczema, perdida de cabello, hemorroides, pieles grasas, como tónico cutáneo y heridas.

–Oxicedro: para cortes, caspa, dermatitis, eczema y granos

–Enebro de Virginia: para acne, caspa, eczema, cabellos grasos, repelente contra insectos, pieles grasas y psoriasis.

–Espliego: para abscesos, acne, alergias, pie de atleta, furúnculos, contusiones, caspa, dermatitis, dolor de oídos, eczema, inflamaciones, picaduras y mordeduras de insectos, repelente contra insectos, piojos, psoriasis, tiña, sarna, llagas, granos, pieles de todos los tipos, quemaduras solares y heridas.

–Liquidámbar oriental: para cortes, tiña, sarna y heridas.

–Litsea cubeba: para acne, dermatitis, granos, transpiración excesiva, pieles grasas, repelente contra insectos.

–Árbol del te: para abscesos, acne, pie de atleta, ampollas, quemaduras, herpes, caspa, picaduras de insectos, pieles grasas, erupciones cutáneas (dermatitis del pañal), granos, verrugas y heridas infectadas.

–Cayeput: para picaduras de insectos, pieles grasas y granos.

–Niauli: para acne, furúnculos, quemaduras, cortes, picaduras de insectos, pieles grasas, granos, ulceras, heridas.

–Toronjil: para alergias, picaduras de insectos, repelente contra insectos (el aceite de melisa, en muy baja concentración esta indicado para tratar el eczema y otros problemas de la piel.

–Menta piperita: incompatible con los tratamientos homeopáticos. Para acne, dermatitis, tiña, sarna y dolores de muelas.

–Menta de caballo: incompatible con los tratamientos homeopáticos. Para acne, dermatitis, pieles congestionadas.

–Cabreuva: para cortes, cicatrices y heridas.

–Bálsamo de Tolú: para pieles secas, agrietadas y estriadas, eczema, erupciones cutáneas, sarna, llagas y heridas.

–Bálsamo del Perú: para piel seca y agrietada, heridas, llagas, eczemas y erupciones.

–Mirto: para acne, hemorroides, pieles grasas, poros abiertos.

–Nardo índico: para alergias, inflamación, pieles envejecidas, erupciones cutáneas.

–Albahaca: para picaduras de insectos, repelente contra insectos.

–Mejorana: para sabañones, contusiones y garrapatas.

–Pelargonio: para acne, contusiones, rotura de capilares, quemaduras, pieles congestionadas, cortes, dermatitis, eczema, hemorroides, piojos, pieles envejecidas, repelente de mosquitos, pieles grasas, tiña, ulceras y heridas.

–Pimienta acre: estimulante del cuero cabelludo, loción contra la caspa, cabellos grasos o desvitalizados y estimulante del crecimiento capilar.

–Pino silvestre: para cortes, piojos, transpiración excesiva, sarna y llagas.

–Pimienta negra: incompatible con el tratamiento homeopático. Para sabañones.

–Lentisco: para furúnculos, cortes, pulgas, repelente contra insectos, piojos, tiña, sarna y heridas.

–Pachulí: para acné, pie de atleta, pieles estriadas y agrietadas, caspa, dermatitis, eczema (húmedo), infecciones fúngicas, cuidados del cabello, impétigo, repelente contra insectos, piel y cabellos grasos, llagas, heridas y arrugas.

–Rosa de Alejandría: para rotura de capilares, conjuntivitis (agua de rosas) pieles secas, eczemas, herpes, pieles envejecidas y sensibles y arrugas.

–Romero: para acné, caspa, dermatitis, eczema, cabello graso, piojos, venas varicosas, sarna, repelente de insectos, estimula el crecimiento del cabello, regula la seborrea y estimula el cuero cabelludo.

–Salvia lavandulifolia: para acné, caspa, dermatitis, eczema, transpiración excesiva, pérdida de cabello, gingivitis, infecciones de las encías y llagas.

–Salvia romana: para furúnculos, caspa, caída de cabello, oftalmia, enfermedades inflamatorias, pieles y cabellos grasos, ulceras, arrugas.

–Sándalo: para acne, piel seca o agrietada, piel grasa, lociones para después del afeitado, crema hidratante.

–Falso pimentero: incompatible con los tratamientos homeopáticos. Para sabañones.

–Benjui: para cortes, pieles agrietadas, dolencias inflamatorias e irritativas.

–Clavo: para acne, pie de atleta, contusiones, quemaduras, cortes, repelente de insectos, dolor de muelas, ulceras y heridas.

–Chinchilla: para juanetes, callos e infecciones fúngicas.

–Tomillo: para abscesos, acne, contusiones, quemaduras, cortes, dermatitis, eczemas, picaduras de insectos, piojos, infecciones de las encías, pieles grasas y sarna.

–Vetiver: para acne, cortes, pieles grasas, y heridas.

–Violeta: para acne, eczema, refina los poros, varicosidades, y heridas.

Todos estos aceites esenciales tienen varios usos en los cuales encontramos: circulación, musculatura y articulaciones, aparato respiratorio, digestivo, genito-urinario, inmunológico, nervioso, así que podemos pensar que para prescribir un aceite para algún síntoma o enfermedad, deberíamos estudiar la gama completa de aceites, para a su vez encuadre con las características individuales del paciente, así como las causas de dicha enfermedad.

10.- Medicina homeopática: medicina de futuro

En el año 2005, la revista The Lancet publicó varios artículos sobre homeopatía con motivo de la inminente publicación por parte de la OMS de un documento en el que se especificaba que aunque no puede saberse por ahora el mecanismo de acción, la creciente evidencia científica sugiere la efectividad de la homeopatía.

Diversas publicaciones y críticas han querido demostrar la ineficacia de la homeopatía, aun existiendo variedad de estudios que demuestran los resultados beneficiosos de la homeopatía.

Su efectividad ha sido comprobada y su éxito (real más que aparente) ha sido constatado en los siglos XIX, XX, e inicios del XXI.

Lo sorprendente es que en algunos países europeos de alto nivel científico se está introduciendo la enseñanza de esta y otras técnicas heterodoxas en los cursos de la carrera de medicina, elevándolas incluso al rango de especialidad medica, con la misma relevancia que las demás. Los países donde la homeopatía es oficial son: Bangladesh, Bélgica, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, India, México, Pakistán, Reino Unido, Rumania, Rusia y Sri Lanka. La farmacopea homeopática es oficial en Alemania, Bélgica, Brasil, Chile, Francia, México y Estados Unidos. En España, el medicamento homeopático está incluído en la Ley del Medicamento. Diversas directivas de la Unión Europea se refieren a los productos homeopáticos de uso humano y veterinario.

El objetivo principal de los médicos, sean homeópatas o alópatas, es la enfermedad, el dolor y el sufrimiento. La medicina homeopática es una medicina de futuro, que va mucho mas allá del puro efecto placebo. En la India, un país donde esta oficializada al mismo nivel que la medicina occidental como uno de los sistemas nacionales de salud, con la cual se curan toda clase de patologías (infecciosas, degenerativas, mentales), donde hay 307 hospitales y 180 escuelas medicas homeopáticas, la homeopatía desempeña un fundamental papel en proporcionar salud a una parte importante de la población: su fuerza radica en su efectividad evidente al adoptar una aproximación holística hacia la persona enferma a través de la promoción del equilibrio interno en los niveles mental, emocional, espiritual y físico.

El medico homeópata en un medico que ha seguido los estudios de medicina en la facultad y su criterio esta basado en los más exigentes requisitos científicos actuales, ampliados después con la realización de los estudios de homeopatía, que le permitirán una integración de los conocimientos adquiridos en la comprensión y el tratamiento del paciente. Por tanto el medico homeópata adaptable según la circunstancia, por la mañana recetando antibióticos y por la tarde homeopatía, o intercalando en su prescripción los fármacos alopáticos y homeopáticos: de esta manera no se logrará nunca llegar a conocer profundamente ni a los enfermos ni los remedios, y por lo tanto no se estará satisfecho con su medicina.

El enfermo va precisamente al médico homeópata porque ya ha probado sin resultado la alopatía y quiere un tratamiento eficaz y curativo, por eso el medico homeópata debe profundizar en sus estudios, conocer la alopatía y la homeopatía con el máximo rigor, para obtener unos resultados satisfactorios, aplicando los principios homeopáticos en cada caso individual.

Uno de los mayores enemigos de la medicina de todos los tiempos ha sido el dogmatismo, entendido como la presunción de los que quieren que su doctrina o sus aseveraciones sean tenidas por verdad inconcusa.

El Dr. Gregorio Marañon, que conocía la homeopatía, participo en el VII Congreso de la Liga Médica homeopática Internacional, que tuvo lugar en Madrid del 24 al 28 de julio de 1933 con la ponencia “Alergias, hormonas y vacunas: su relación con la homeopatía”, puntualizando que muchos pacientes acudían al medico homeópata intoxicados por los tratamientos de la medicina moderna, buscando en las diluciones homeopáticas un descanso para su organismo; basándose en este concepto escribe:

“He tenido la curiosidad de coleccionar la copia de innumerables tratamientos prescritos por las mas altas autoridades del mundo médico en Europa y en América, a enfermos que después han pasado por mi clínica; y, sin una sola excepción, se reducen a algunos sobrios consejos alimentarios y a una, dos o cuatro medicaciones sucesivas. Compárese esta simplicidad con los tratamientos de buena parte de nuestros profesionales, que no pocas veces ocupan varios pliegos de papel, con detalles inverosímiles, por engorrosos o por fantásticos, en el plan de alimentación y en el genero de vida; y con verdaderas baterías de inyecciones y drogas, por todas vías imaginables, asestadas cada veinticuatro horas sobre el organismo infeliz”.

Otro aspecto que aproxima Marañon a la medicina homeopática es su idea de la individualidad del paciente. El paciente, debe ser visto por el médico con una preocupación por su salud y su dignidad, con una medicina individual y personalizada. La dignidad de la persona esta recogida en los diversos postulados filosóficos y religiosos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y en los códigos médicos deontológicos.

La individualidad es un principio de la filosofía primera, inventado por los estoicos y al cual Leibniz dio su forma canónica, llamándole el principio de los indiscernibles: “No hay en la Naturaleza dos seres que sean perfectamente el uno como el otro, y en donde no sea posible encontrar una diferencia interna o fundada en una denominación intrínseca”.

Pero el punto mas criticado es la asombrosa desproporción ente el coste y la efectividad de la medicina. Pese al enorme incremento de los costes médicos en las ultimas tres décadas y entre continuas declaraciones por parte de los profesionales de la medicina acerca de la excelencia de su ciencia y su tecnología, no parece que la salud de la población haya mejorado de manera significativa.

En cuanto al porvenir de la medicina, la fe es ilimitada en las perspectivas de su futuro y próximo esplendor, ante el cual las glorias del presente serán pálidos destellos. Tenemos el deber de hacer de la medicina una profesión y una ciencia llena de simplicidad, de formalidad, de profunda humanidad; una ciencia y una profesión exentas de la presunción de que nuestra verdad sea la verdad absoluta; una medicina sin supersticiones científicas; una medicina clara, cordial y modesta; o antidogmática

El modelo biomédico constituye la base conceptual de la medicina científica moderna, con una orientación reduccionista: el cuerpo humano es considerado, según el concepto cartesiano, como una maquina con diferentes partes que al funcionar defectuosamente provocan la enfermedad, que debe en consecuencia ser estudiada desde la célula y la molécula y extirpada por el medico con los medios físicos o químicos. El paradigma holístico incluye el comportamiento del paciente, su alimentación y su entorno, factores todos ellos que varían de una cultura a otra.

Aunque sea difícil predecir con exactitud la dirección que va a tomar la medicina del futuro, es esencial que se mantenida una aproximación critica hacia los seguidores tanto del modelo biomédico como el paradigma holístico. Una fe ciega en el primero lleva a una visión limitada del paciente y la salud e impide un potencial progreso. Por otra parte se ha de ver con cautela el entusiasmo ilimitado que muestran los proponentes de un sistema integrado, que suele basarse más en la especulación que en una sólida teoría y resultados concluyentes. Una aproximación mas efectiva consiste primero en realizar una critica de la evolución en biomedicina y medicinas alternativas, y considerar entonces los caminos donde los diversos desarrollos en estos campos puedan ser usados para crear un aumento del nivel de salud.

La medicina mas efectiva será aquella mas individualizada, que este adaptada al paciente y a su entorno, en la cual el mismo paciente reflexione sobre su propia salud y su propia existencia, con sus actitudes y modos de vida, el significado potencial de la enfermedad y de la misma muerte, sin delegar exclusivamente su salud a los medios externos,-fármacos, operaciones-, a excepción de que sean realmente necesarios. El modelo biomédico es demasiado restringido para pretender ser el único que continúe siendo considerado en el futuro, a pesar de su necesidad y de sus evidentes e indiscutibles éxitos.

Por todo ello la medicina homeopática es una medicina que hay que tener presente en los próximos años, más necesaria si cabe en un mundo en el que la ecología y la teoría de los sistemas nos enseñan las necesarias relaciones entre los organismos y el medio ambiente, entre la especie humana y el planeta Tierra, donde las mutuas interacciones inciden en el desarrollo y funcionamiento de los sistemas energéticos y vitales.

11.-Consecuencias socioeconómicas y políticas de la homeopatía

No es suficiente presentar simplemente una idea al mundo y luego esperar pasivamente su aceptación por la sociedad. Las nuevas ideas siempre desafían los puntos de vista convencionales y las estructuras tradicionales. Por esta razón, se aceptan solo lentamente y con gran dificultad. No obstante, si una idea se basa en una verdad fundamental, finalmente será aceptada a pesar de los muchos obstáculos. Esta es la situación que afronta la homeopatía.

En la homeopatía tenemos un tratamiento de profundo valor para el futuro de nuestras sociedades. No solo se trata de un tratamiento que puede curar eficazmente las enfermedades crónicas, sino que es un método para estimular el mecanismo de defensa y equilibrar la constitución de los pacientes. Puede aumentar el grado de productividad, creatividad y serenidad de las personas eliminando la sensibilidad a las influencias nocivas. Este hecho tiene, por si mismo, sobrecogedoras consecuencias para nuestras sociedades. Si nos imaginamos una época futura en la que la homeopatía se haya convertido en el principal método terapéutico, y toda la sociedad disponga de homeópatas de gran calidad, podemos observar claramente la poderosa influencia benéfica que podría tener la homeopatía. Cuantas mas personas se traten con éxito, menos ineficacia habrá en el trabajo, menos tendencias a los actos socialmente quebrantadores que asolan nuestras sociedades actuales, menos necesidad de fármacos artificiales que se emplean para experimentar el momentáneo alivio de los padecimientos, y más tendencias a que las personas colaboren en valores comunes y en la consecución de mayor sabiduría.

A medida que la homeopatía se convierta en un tratamiento mas ampliamente aceptado, los dirigentes mundiales tendrán acceso a un tratamiento que reduciría sus reacciones personales al estrés, creando así una situación en la que las naciones pueden decidir evitar el conflictocrear vías para armonizar sus relaciones.

Desde luego, esta visión de las consecuencias de la homeopatía parece grandiosa porque nadie cree en realidad que una mera terapéutica pueda tener tan profundos efectos. No obstante, esta suposición nace de los fragmentados y materialistas puntos de vista prevalentes en los tratamientos estándar actuales.

En homeopatía, tomamos una visión global de la persona como un ser integro espiritual, mental/emocional y físico. La homeopatía no elimina simplemente la enfermedad de un organismo; refuerza y armoniza la verdadera fuente de vida y creatividad del individuo. Esto es muy evidente en la experiencia diaria de los buenos prescriptores homeopáticos y sus pacientes; para ellos, la gran visión presentada en el párrafo anterior no es en absoluto forzada, sino muy razonable y práctica, suponiendo que se adopte la homeopatía de gran nivel como práctica ampliamente aceptada.

En la actualidad, desde luego, se trata de una fuerte suposición. La industria médica actual es una de las mayores industrias del mundo, se considera el gran número de profesionales, los hospitales, las compañías farmacéuticas y todas las industrias auxiliares. Se ha producido una gran inversión en la perspectiva alopática hacia la salud y la enfermedad. No se puede esperar, ni siquiera desear, que esta estructura cambie de la noche al día. Las fuerzas que permiten esta acumulación de poder no van a aceptar con facilidad un sistema tan radicalmente distinto como la homeopatía. Cualquier cambio hacia la adopción de la homeopatía será, por necesidad, lento y difícil.

Sin embargo, la propia sociedad ya esta presentando cambios que crean la esperanza de que este progreso sea posible. Son cada vez mas las personas que quedan desencantadas con los fracasos de la moderna medicina alopatía ante la enfermedad crónica; las suposiciones subyacentes de la medicina se están cuestionando y poniendo abiertamente en tela de juicio. Se están ensayando tratamientos alternativos de muchas variedades. En este clima, si el público ve claramente la ciencia sistemática de la homeopatía y sus principios, que están basados en leyes naturales intemporales, se producirá una potente oleada de apoyo que puede dotar a la homeopatía de la palanca que necesita para ser aceptada y ampliamente extendida. La diseminación de la homeopatía por todo el mundo deberá ser naturalmente un proceso gradual.

Se debe establecer y comprobar meticulosamente en el campo de los resultados clínicos reales la mayor y más estricta practica de la homeopatía. A este fin, los maestros se deben formar cuidadosamente en las mejores prácticas. Estos maestros, con la ayuda de finanzas y talentos de un público interesado, pueden establecer luego escuelas a tiempo completo para la formación de prescriptores homeopáticos. El verdadero profesionalismo y los éxitos clínicos de estas escuelas deberían poder superar la inevitable resistencia política y legar a la aparición de una nueva profesión, y finalmente se establecerán procedimientos de licenciatura de forma que el público pueda identificar al prescriptor cualificado del no cualificado. Cuando las escuelas estén establecidas y los prescriptores homeopáticos sean conocidos en sus comunidades, se podrá realizar una investigación clínica formal para demostrar concluyentemente el éxito del tratamiento homeopático.

De forma simultánea, los físicos deberían realizar una investigación para estudiar los procesos electromagnéticos que intervienen en los remedios homeopáticos y sus acciones. Cuando se conozcan más ampliamente los éxitos de los prescriptores de gran calidad, se podrán escribir libros y artículos para mejorar la comprensión del público de las leyes y principios verdaderos que rigen la salud y la enfermedad.

La aceptación de la homeopatía en este escenario general deberá ser, por necesidad lenta y gradual. Solo las consecuencias financieras de este cambio son asombrosas. Aunque se pague muy bien a los prescriptores homeopáticos por la gran cantidad de tiempo que dedican a los pacientes, el coste total de la asistencia medica de cada persona se reduciría drásticamente. En vez de gastar constantemente dinero en fármacos paliativos y hospitalizaciones cada vez más frecuentes. La sociedad simplemente tendría que pagar una tanda relativamente barata de tratamiento homeopático que, en la mayoría de los casos, afectaría al tratamiento intensivo en cuestión de unos pocos meses –o como mucho unos años-. A partir de entonces, las visitas serian muy poco frecuentes y muy baratas en comparación con los costes crónicos de la asistencia médica alopática actual.

La industria farmacéutica sufriría necesariamente cambios drásticos. Con mucha probabilidad se vería forzada a declinar a una mera fracción de su tamaño actual. Los hospitales reducirían drásticamente sus cargas y podrían reducir costes (al contrario que el actual aumento desbocado de los costes hospitalarios). Todo el contexto de formación de los médicos cambiaria finalmente para abarcar el mecanismo natural de la curación, en vez de centrarse simplemente en los productos finales de la enfermedad. Desde luego, nunca se perderá el valor de los métodos alopáticos. Siempre serán necesarios campos como la medicina de urgencia, la cirugía, la ortopedia y la obstetricia, así como una parte del tratamiento alopático paliativo, pero el contexto de la medicina alopática se colocaría en su adecuada perspectiva.

Incluso aunque el actual crecimiento de la homeopatía es, y debe ser, gradual, todo induce a creer que seguirá un paso en constante crecimiento a medida que aumente el conocimiento y la aceptación publica.

12.- BIBLIOGRAFÍA

- “Las leyes y principios de la homeopatía en su aplicación práctica”, de George Vithoulkas.

- “Los traumas emocionales y su tratamiento con la homeopatía”, de Meter Chappell.

- “Tratado de homeopatía”, 2ª edición, Editorial Paidotribo.

- “Diccionario medico”, 4ª edición, de Elsevier Masson.

- “Medicina homeopática”, de Dr. Carles Anengual, de libros Cúpula.

- “Vitaminas, sales minerales y oligoelementos”, de Dr. Dorosz, de Hispano Europea.

- “El gran libro de la homeopatía”, de Vicenio Fabrocini, de Editorial De Vecchi.

Publicado en Homeopatía. Guarda enlace a esta página.

Comments are closed.